«En todo el mundo, aproximadamente el 26% de los usuarios de PC siguen utilizando Windows 7, el sistema operativo (SO) que a partir del 14 de enero ya no recibirá soporte técnico en forma de actualizaciones y parches de Microsoft.

Según nuestra propia investigación, más de un tercio (38%) de nuestros clientes de PC tienen Windows 7 instalado, lo que se debe en gran medida a la continua preferencia por el producto frente a las versiones más recientes. Sin embargo, la finalización del soporte técnico de Windows 7 deja a los equipos en los que se instala vulnerables a los ataques cibernéticos que buscan aprovechar las fallas sin parches. En interés de la seguridad y la privacidad de nuestros usuarios, Avast seguirá proporcionando actualizaciones de definiciones de virus para Windows 7 para aquellos que no puedan o no deseen cambiar a una versión más reciente de Windows».

Por Martin Zima, Senior Product Manager for Protection Products at Avast