En 2030, 40% de los vehículos en Europa serán autónomos y 55% eléctricos.

El automóvil del futuro es eléctrico, autónomo, compartido, conectado y actualizado anualmente, por lo tanto «fácil».

Las tendencias que están impulsando la transformación de la industria automotriz indican que la movilidad autónoma y compartida aumentará considerablemente para 2030, por lo que se espera que el 55 % de los automóviles nuevos que se vendan en Europa, sean completamente eléctricos. Además, deberán regirse por dos características fundamentales:

Facilidad: El automóvil del futuro es eléctrico, autónomo, compartido, conectado y actualizado anualmente, por lo tanto «fácil». Los vehículos serán usados y compartidos «a pedido», y emitirán menos gases y ruido a su entorno. Además, serán más accesibles económicamente, porque los usuarios ya no tendrán que comprarlos directamente, sino que podrán pagar por su uso.
Foco en el usuario: Las generaciones más jóvenes con conocimientos técnicos jugarán un papel clave en la transformación de la industria debido a su comprensión nata en cuanto al uso de la tecnología. En ese sentido, los usuarios chinos representan la mayor demanda y aceptación de futuras formas de movilidad.

“¿Cómo será la movilidad del futuro? Se estima que los vehículos autónomos representarán el 40 % de los utilizados en Europa en 2030. Se espera que su intensidad de uso y vida útil cambien drásticamente como resultado de la electrificación y el uso compartido«, señaló Jorge Zabaleta, socio de PwC Argentina, líder de la industria automotriz.

¿Qué efectos tendrá ello en la cadena de valor?
Cinco de las 20 principales empresas con la mayor inversión en investigación y desarrollo son fabricantes de vehículos, pero no figuran entre las 10 empresas más innovadoras. Entre 2020 y 2025, la industria tendrá que encontrar formas de compensar la caída de los márgenes y el aumento de la inversión. Los fabricantes y proveedores deben colocar a los usuarios en el centro de su modelo de negocio y ofrecerles soluciones de movilidad «fáciles».


Tres escenarios para la industria automotriz en 2023

Al analizar la manera en que la industria automotriz podría evolucionar durante la próxima década surgen tres escenarios diferentes, que varían según el nivel de inversión y la respuesta del mercado. En las tres perspectivas encontramos que las mediciones financieras empeoraron y los márgenes operativos cayeron entre 2.8 y 5.1 por ciento desde el nivel actual de 6.2 por ciento.

En un primer escenario, el más optimista de los tres, el desarrollo de vehículos eléctricos (EV) es acelerado, mientras que en el segundo escenario los fabricantes de automóviles retrasan la inversión, reduciendo sus planes actuales de producción a la mitad. En tanto, en el tercero, se estiman condiciones de mercado difíciles. De esta manera, ninguna de las proyecciones conduciría a un estado final ganador para toda la industria.

Tres escenarios para la industria automotriz en 2023
En el futuro alternativo factible más optimista (Escenario 1), hay un desarrollo acelerado de vehículos eléctricos (VE). En el Escenario 2, los fabricantes demoran la inversión, recortando sus planes actuales de producción de VE por la mitad; mientras que el Escenario 3 representa un futuro con condiciones de mercado adversas.

Los fabricantes de automóviles en general argumentan que el cambio a vehículos eléctricos y autónomos representa una gran oportunidad de ingresos, al igual que el posible flujo de información y entretenimiento y movilidad compartida.

Además, gran parte del valor en estos vehículos de próxima generación será capturado por proveedores no tradicionales y otros de servicios, por ejemplo, compañías que fabrican sensores, baterías, software de propulsión, programas de información, entretenimiento y conectividad.

La lealtad de los clientes a los fabricantes de automóviles existentes podría limitar su interés en comprar vehículos de nuevos participantes, sin ir más lejos, la actividad agresiva de los productores chinos, a nivel global podría cambiar aún más la dirección de la industria.

De los tres escenarios planteados no es posible predecir con exactitud cuál de ellos prevalecerá, percibiéndose una cierta incertidumbre del futuro y la necesidad de resiliencia y flexibilidad. Además, es importante tener en cuenta que ninguna de estas predicciones conduce a un futuro viable para la industria si mantiene el patrón actual de inversión.

Acerca de PwC
En PwC, nuestro propósito es construir confianza en la sociedad y resolver problemas importantes. Somos una red de firmas presentes en 157 países con más de 276.000 personas que se han comprometido a ofrecer servicios de calidad en Auditoría, Consultoría, Asesoramiento impositivo y legal y Global Outsourcing Solutions. Para mayor información visita: www.pwc.com.ar