10 estructuras, 10 kilómetros de madera, más de 150 estudiantes y profesionales de la arquitectura y diseño.

Hello Wood tuvo su tercera edición en Entre Ríos y dejó mucho más que una edición atrás.

El Festival de experimentación en madera, en el que el lema es diseñar, construir y pensar con las manos, reunió a cientos de personas apasionadas por la arquitectura en Ceibas para trabajar en equipo en el desarrollo de 10 estructuras que se comunican entre sí creando un diálogo compuesto íntegramente por el noble material.

En esta ocasión la consigna fue CON-TENSIÓN, haciendo una analogía con la contención de aquellos elementos necesarios que buscan arquitectos o diseñadores. Se puso a la vista la diversidad de pensamientos y se llevaron las maquetas a escala real.

Hello Wood en números:
• 103 estudiantes trabajando juntos en un mismo espacio
• 50 profesionales > 30 + voluntarios y organizadores 20, colaborando activamente
• 12 marcas mostrando sus innovaciones
• 13 ediciones > 3 en Argentina, 10 en Budapest
• 10 estructuras de madera
• 36 m3 de madera
• 275 placas de OSB
• +de 100 herramientas utilizadas
• 200 litros de Cetol Duración Extrema utilizados para garantizar su durabilidad

“Para Cetol garantizar la protección de las estructuras creadas por estudiantes y profesionales y dejar una huella en los nuevos talentos es un orgullo enorme. Además, este año y en exclusiva para HW, presentamos nuestra última innovación en protección para la madera: Cetol Duración Extrema, nuestra mejor versión, porque es un producto que nos supera a nosotros mismos, así como los estudiantes se desafían día a día para superarse a ellos mismos” Cecilia Ferrario, Gerente Regional de América del Sur para Woodcare, Akzonobel.

Córdoba, Tucumán, Chaco, Entre Ríos, Salta, Corrientes, Neuquén, Buenos Aires, dijeron presentes en Hello Wood 2019 y la experiencia se convirtió en la demostración del talento federal. Un verdadero desafío de trabajo de 10 equipos que lograron construir 10 estructuras en tan sólo una semana.

Hello Wood abandona Entre Ríos para viajar próximamente al LollaPalloza y de allí a la Usina del Arte, con la certeza de que el noble material que materializó estas obras de arte, permanecerá intacto, cuidado por la única solución que supera lo alcanzado hasta ahora por Cetol en su historia.