La institución tanguera celebra la trayectoria del Académico de Honor Eduardo Walzack, quien contará parte de su vida junto a otros grandes colegas músicos.

El maestro integró grandes orquestas y es una figura central del Sexteto Mayor.

El 1 de octubre acaba de cumplir sus 90 años y continúa en plena actividad y proyectos. Recibirá la estatuilla «Gobbi de Oro».

El acto se realizará en el Salón de los Angelitos, del Museo Mundial del Tango “Horacio Ferrer”, Av. de Mayo 833 1º Piso, de la Ciudad de Buenos Aires, el próximo Lunes 7 de octubre de 2019 a las 19.00 Hs.- con entrada libre y gratuita.

Eduardo Walczak nació el 1 de octubre de 1929. Descendiente de polacos, vive desde pequeño en Valentín Alsina. Estudió violín con Urano Zafferri y a los ocho años debutó profesionalmente y comenzó a dar clases a otros jóvenes hijos de polacos. A los quince años ya era el solista de la orquesta de su barrio. En 1955 se presentó con Mario Canaro y durante siete meses tocaron en Colombia. En Buenos Aires, integró la formación típica de Felix Guillán. Grabó discos con Aníbal Troilo, Pedro Laurenz y Osvaldo Tarantino, entre otros. Acompañó a los cantores Alberto Marino, Raúl Berón y Héctor Venier. Trabajó tres años con la orquesta de Héctor Varela y diez en la de Atilio Stampone con el cantante Roberto Goyeneche.

También se destacó con la música académica: fue miembro estable de la Orquesta Sinfónica Nacional durante veinticinco años y tocó en el Ensamble Musical de Buenos Aires, dirigido por Pedro Ignacio Calderón, durante tres años. Ingresó al Sexteto Mayor en 1983 en reemplazo del destacado violinista Maurico Mise y desde entonces toca en el ensamble. Fue reconocido por la Academia Nacional del Tango y por la Honorable Cámara de Diputados de la Nación.