La gira bahiense también incluyó un show gratuito en “Kiss Bar” junto a la banda local Falsa Dicotomía. Además, Tom Grandinetti brindó entrevistas a “Polaroid de Mentes” (Vorterix Bahía) y “Así se habla” (Radio Pop Bahía).

La banda de La Paternal participó este fin de semana en el Festival de Acá, donde se reencontró con el público de Bahía Blanca. Miniaturas fue una de las dos bandas no oriundas de la ciudad invitadas al evento.

Miniaturas abrió la lista en Bahía con “Pasillos”, uno de los temas del disco “Uniformes rojos, Uniformes negros” que estuvo sonando en las radios de la ciudad durante la semana. Después siguieron las canciones de este disco “Cuento ruso”, “Desde la otra calle” y “La semilla y la sangre”. Además, la banda interpretó el cover de Los Piojos “Los Mocosos”.

Por último, la banda encabezada por Tom Grandinetti concluyó el recital con los temas “Siempre compañeros” y “Capicúa (por la Paternal)”. “La noche de ayer en el Festival de Acá no fue una noche más. Hace varios años que venimos a Bahía y es un lugar único para los nosotros. El calor de la gente se siente y nos brinda siempre un poco más”, afirmó Gonzalo Rodríguez Franco, guitarrista de Miniaturas.

En este sentido, destacó que “el buen clima se empezó a sentir desde la prueba de sonido” e hizo hincapié en que “la respuesta del público fue espectacular porque nos hicieron sentir, una vez más, como en casa”. “Tuvimos la suerte de compartir escenario con dos amigos de dos grandes bandas bahienses como Proletarios y Arrapiezo. Realmente no hay palabras suficientes para agradecer al público y a las bandas bahienses”, agregó.

Al día siguiente, Miniaturas brindó un show gratuito en “Kiss Bar”, invitados por la banda local Falsa Dicotomía”. En este marco, la banda de la Paternal realizó una recorrida por “Uniformes rojos, Uniformes negros” y tocó covers de rock nacional.

“Hemos vivido un fin de semana inolvidable. La verdad es que, cada vez que venimos a Bahía, nos cuesta mucho irnos. Tanto en el Festival de acá como en Kiss, la gente demostró tener un aguante increíble, y no solo el show, sino en los pasillos, en los patios, en las barras, en todos los lugares donde nos encontrábamos con alguien, nos demostraban un cariño enorme, y eso vale más que cualquier show”, resaltó Tom Grandinetti.