Se acerca la temporada de vacaciones, y muchos argentinos buscarán adquirir pasajes aéreos, estadías, paquetes, promociones y excursiones.

Ya sea ir a la playa, disfrutar de la naturaleza o conocer una gran ciudad, las reservas y compras de boletos de viaje ganan protagonismo en esta época del año. Esta será una buena oportunidad para todos los amantes de los viajes, pero también para quienes intentan cometer fraudes.

Se espera que para 2020 el fraude de viajes cueste más de $25mil millones de dólares en todo el mundo. A medida que el fraude se vuelve cada vez más organizado y sofisticado, los criminales también podrán realizar viajes sin ser detectados.

Aquí, el diario de un criminal

Elementos que prepara un ´defraudador´ antes de viajar
• Una dirección de correo electrónico desechable:
Una forma en que los delincuentes suelen prepararse para reservar un viaje de manera fraudulenta es envejecer la dirección de correo electrónico que planean usar. Es decir, crean la dirección de correo por adelantado solo para utilizarla luego en transacciones fraudulentas. Los estudios muestran que el 91% de los usuarios han tenido sus direcciones de correo electrónico durante tres años o más.

Un número de teléfono descartable: Al igual que lo hace con una dirección de correo electrónico desechable, el defraudador utiliza un teléfono descartable. Compra un teléfono nuevo y configura el servicio con su dirección de correo electrónico envejecida, para que parezca más legítima.

Un servicio VPN: Un servicio VPN cifrará y dará anonimato a su actividad de Internet en todos los dispositivos, lo que evitará que un software tradicional de administración de fraudes detecte su verdadera dirección IP o la conecte a actividades de fraude. Muchos proveedores de VPN incluso permiten elegir de dónde aparece proceder su dirección IP. Por ejemplo, si la persona que intenta llevar a cabo el fraude reside en México, pero desea comprar tickets para un evento en Buenos Aires, puede elegir aparecer en algún lugar de Argentina para realizar su compra. Las VPN lo ayudan a ubicarse bajo el radar y le permiten controlar cómo los comerciantes ven su dirección IP.

Itinerario de actividades del defraudador
• Defraudar a las aerolíneas:
La reserva de boletos de avión en el último minuto es una estrategia clave de quienes buscan realizar fraudes. Para viajar en avión sin ser descubiertos, deben encontrar una aerolínea que no tenga una evaluación de riesgos sofisticada, y que solo tome en cuenta los puntos de datos clave (como la hora del vuelo o destino, y si el correo electrónico o el teléfono pertenecen a una persona legitima) al identificar transacciones sospechosas. Cuanto más cerca del tiempo de vuelo que reservan, menos tiempo tiene el propietario legítimo de la tarjeta de crédito para detectar y detener el procesamiento de la transacción.

Asistir a un evento: Al igual que los boletos de avión, comprar boletos para un show o evento el mismo día es una manera fácil de evitar que los controles de la compañía de tarjetas de crédito marquen y detengan su transacción.

Prevención y protección del fraude
El ejemplo del viaje de vacaciones de quien busca realizar un fraude puede parecer una aventura. Sin embargo, nos muestra que las estrategias de gestión integral del fraude son imprescindibles para que las compañías eviten estas situaciones y se protejan, no sólo a sí mismas, sino también a sus clientes.

Al compartir marcaciones de fraude con un motor de evaluación de riesgos basados en Machine y Deep Learning, como lo hacen empresas especializadas, tan pronto como se detecta y confirma que un correo electrónico se ha asociado con un fraude, los partners de la industria verán esa dirección marcada como sospechosa y estarán listos para poner fin a las vacaciones de los defraudadores.

Por Luciana Lello, General Manager de Emailage para América del Sur