Las lesiones en lugares donde se realizan trabajos de construcción son tan lamentables como frecuentes. Los lugares de trabajo elevados y las herramientas o maquinarias pesadas son solo las condiciones peligrosas básicas a las que se ven involucrados diariamente los trabajadores de la construcción. En ocasiones las lesiones en este ámbito son devastadoras en cuanto al cambio negativo que representan en la vida de quienes las sufren.

Prácticamente a todas las víctimas de lesiones en sitios de construcción les surgen múltiples dudas, tanto sobre cuáles son los primeros pasos a seguir como a qué hacer luego de recibir la atención médica necesaria en forma inmediata.

Los accidentes de construcción conllevan comúnmente pérdidas de todo tipo a los trabajadores. Les genera un déficit económico en varios aspectos: a la atención médica y la compra de medicamentos, se les presenta el agravante de que todo el tiempo que perdieron y/o perderán por el lapso que demande su recuperación, les impedirá seguir generando ingresos en su trabajo.

Comprender cuáles son los derechos y facultades de un trabajador en un sitio de construcción es de vital importancia, principalmente para los casos donde este resulta lesionado. Aún para aquellos que se desarrollan como empleados indocumentados, las opciones siguen siendo las mismas que las del resto de los trabajadores, y todos poseen el derecho a ser recompensados mediante el correspondiente reclamo.

Luego de un accidente en un sitio de construcción, no hay dudas de quién es la víctima del hecho, pero comúnmente se desconoce quién es el responsable de la lesión. Aún cuando se sabe que la responsabilidad recae sobre el empleador, existen ocasiones donde esta puede tener límites acerca de qué parte de la responsabilidad recae sobre él y de cómo le corresponde la compensación al trabajador.

El empleador proporciona a su empleado el derecho a una compensación por lesiones laborales como una forma de seguro, que en ocasiones es la única compensación disponible para el trabajador, si la parte responsable es quien le dio el empleo. Para aquellas situaciones en las que este seguro no llega a cubrir lo suficiente para la recuperación de la víctima, es posible que se requiera una compensación extra por un camino diferente.

Las lesiones en un sitio de construcción no siempre tienen como parte responsable al empleador. Existen ocasiones donde hay partes no empleadoras sobre las que recae la responsabilidad de las lesiones. A través de una demanda por lesiones personales por negligencia, se puede lograr determinar el grado de culpabilidad de cada una de las partes.

A la hora de averiguar y determinar a quién demandar si un trabajador resultó lesionado en un sitio de construcción, deben investigarse: al dueño de la propiedad; al contratista general (o subcontratista); al gerente de la construcción; al arquitecto y/o al ingeniero de la propiedad; a la persona o empresa que promovió la obra para sí o para su venta; entre otras personas, en base al ambiente y todo lo que rodea y concierne al lugar de trabajo.

Aun en aquellas oportunidades donde el empleador generó un ámbito de trabajo inseguro, existe la posibilidad de que haya otra parte sobre la cual recaiga responsabilidad, generalmente parcial, pero en ocasiones total sobre un accidente. Si el empleador no le dio al trabajador un casco protector, es sin dudas responsable; pero no totalmente si a este último lo golpeó una viga que un ingeniero colocó cuando la misma no era capaz de sostener todo el peso de una pared o el techo.

Las posibilidades de demanda por lesiones en un sitio de construcción son múltiples. Incluso la empresa que fabricó la herramienta de trabajo o una labor negligente por parte del personal de seguridad, pueden ser partes responsables. Esta pluralidad de partes responsables amplía las posibilidades de que la demanda de la víctima termine logrando que el accidentado reciba la totalidad de la compensación que le corresponde por derecho.

Ante cualquier caso donde se requiera una demanda por lesión en ámbitos de construcción, debe determinarse quién o quiénes son responsables y en qué medida lo son. Para ello es necesario el trabajo profesional de una firma de abogados especializada en lesiones en sitios de construcción, la cual será la encargada de colaborar con las víctimas en busca de determinar si el empleador no les dio las condiciones de trabajo necesarias, si cumplieron con todas las normas de seguridad o si existe un tercero como parte responsable, como así también de asegurarle al trabajador que recibirá toda la compensación que sus derechos le brindan.

Los primeros días siguientes a una lesión en este ámbito suelen ser confusos y extremadamente difíciles para el trabajador. Sin embargo, debe saber que optar por la decisión correcta rápidamente es de vital importancia para ser compensado de forma justa por las lesiones sufridas. Consultar con una firma de abogados experta es siempre el primer paso a seguir, más allá de que la víctima desee o no demandar al responsable de su accidente.