¿Cuál es la mejor manera de poner al proyecto sobre la persona? nos pregunta Basket, el proyecto de Federico Milstein, Basket reversiona dos de sus canciones en formato full band bien rockero con una exotica narrativa audiovisual, “Gwen” y Un Fla Moderno en la que deja en claro que este proyecto no tiene una sola cara, sino muchas.

El Simple de dos temas se desprende de la sesion en vivo que grabo y lanzo para su canal de Youtube semanas atras. Ahora es el momento de escucharlo en las plataformas digitales.

Ficha Técnica:
Basket es Federico Milstein
Batería: Rodrigo Humeres
Guitarra: Joaquin Bañuelos
Bajo: Julian Ares
Coros: Florecia Rebollo
Sonido y Mix: Gonzalo Moreno
Master: Hernán Asconiga
Camaras: Conrado Ares y Mariano Alvarez
Montaje: Mariano Alvarez

Ficha Técnica:
Camaras: Conrado Ares y Mariano Alvarez
Montaje: Mariano Alvarez

Basket es Federico Milstein
Batería: Rodrigo Humeres
Guitarra: Joaquin Bañuelos Bajo: Julian Ares
Sonido y Mix: Gonzalo Moreno

“Gwen” es un rap made in los 90 y una canción que sintetiza buena parte del imaginario nostálgico y la impronta desprejuiciada de Basket, guitarrista devenido en un MC poco ortodoxo que se educó sentimentalmente con Massive Attack, Primal Scream, Happy Mondays y el hip hop consciente y jazzero de A Tribe Called Quest. Acá frontea (“Quieren matarme pero no les doy el gusto”) y se mueve con soltura sobre una base instrumental que incluye samples de Gwen Stefani (“The Sweet Escape”) y Cypres Hill (“Insane In The Brain”) programados por Marino.

“Yo sampleo lo que escucho y no me gusta esconderlo. Es una bandera que levanto y me banco, porque durante mucho tiempo el sampler fue mala palabra, algo mal visto”, dice Milstein sobre el ejercicio de usar fragmentos de canciones de terceros. De hecho, para Federico el eje del proyecto es netamente musical, “un espacio que encontré para poder bajar la data que quiera por el filtro de Basket”.

Mas información sobre Basket:
Basket es el proyecto solista de Federico Milstein, ex-guitarrista de la banda de rock alternativo Arcos. Basado en producciones que tienen al sample como instrumento principal y evocando una nostalgia noventosa como estética, encuentra un formato que le permite volcar sus variadas influencias y reinventarse tema a tema. Si bien la música es el eje central del proyecto, también tiene una fuerte pata en la identidad visual, que él mismo desarrolla.