El cierre parcial de la acería más grande de Europa, a causa de la contaminación que produce, divide a una ciudad entre aquellos que denuncian el desastre sanitario ambiental y los que temen perder sus empleos. Salud y trabajo colisionan en el sur de la Italia industrial, víctimas de la codicia empresarial y la desidia estatal.

En épocas de verdades procesadas y de conclusiones veloces y carentes de perspectiva, Cruz nos ofrece un documental demoledor e inquietante más interesado en dejar flotando preguntas que entregar respuestas tranquilizadoras.

FICHA TÉCNICA
Escrita, dirigida y producida por Víctor Cruz
Jefatura de producción: Anita Rizzi
Asistente de producción: Gabriel Díaz Córdova, Laura del Carmen Gutierrez
Dirección de fotografía: Matteo Vieille, Víctor Cruz
Dirección de arte: Laura del Carmen Gutierrez
Dirección de Sonido: Francisco Seoane
Sonido directo: Biagio Gurrieri
Montaje: Marcos Pastor, Víctor Cruz
Música original: Francisco Seoane
Duración: 64’

Con el apoyo de
INCAA (Argentina)

PROTAGONISTAS
Alessandro Marescotti, Vincenzo Fornaro, Anna Svelto, Fabio Matachiera,
Umberto Attolino, Carmelo Attolino.

FESTIVALES
BAFICI 2021
Semana ADN 2021
MAFICI 2021
Patagonia Eco 2021Mención especial
FICSO 2021
FIDBA 2021
Bogocine 38. 2021
Youngabout 2021
Fiorenzo Serra 2021
Ecologico International Film Festival 2021

TARANTO
UNA CRÓNICA DOCUMENTAL
DE VÍCTOR CRUZ
ESTRENO
SIMULTÁNEO EN ARGENTINA E ITALIA
JUEVES 25 DE NOVIEMBRE 18.30HS
CICLO DE ESTRENOS NACIONALES
CENTRO CULTURAL 25 DE MAYO
AV TRIUNVIRATO 4444
ENTRADAS: $40 Y $80 – COMPRA POR ALTERNATIVA TEATRAL
A PARTIR DEL 25 DE NOVIEMBRE DISPONIBLE POR PLATAFORMA
CONTAR

MOTIVACIÓN
En 2016 mientras filmaba la parte italiana de “¡Que vivas 100 años!” escuche hablar sobre Taranto, y el dilema que viven en esta ciudad histórica del sur de Italia. Taranto es una zona de sacrificio dentro de Europa, desde que instalaron allí en los sesentas, la acería más grande del continente.
En Taranto la utopía industrialista se transformó en un presente distópico lleno de enfermedad y muerte, una trampa de la modernidad, una ciudad donde colisionan el derecho a la salud y el derecho al trabajo.
¿Por qué filmar en una ciudad alejada del sur de Italia? Porque en Taranto se expresa de forma salvaje el paradigma de desarrollo económico e industrial que rige nuestro tiempo y las relaciones que determina entre centro y periferia. Los países pobres (como el nuestro) son los que más sufren estas situaciones porque tenemos menos regulaciones que nos protejan, lo que permite instalaciones mucho más contaminantes.
La película está planteada como una crónica documental protagonizada por los habitantes de esta ciudad dividida entre quienes necesitan trabajar y los que sufren en sus cuerpos las consecuencias del funcionamiento de la acería.
Una vez que terminamos de filmar “¡Que vivas 100 años!”, con el mismo equipo italiano, nos fuimos a hacer una primera exploración filmada a Taranto. Veníamos de estar un mes filmando una película sobre la pasión por la vida de unos ancianos maravillosos y casi como en un continuo pasamos a filmar una película llena de dolor y muerte. De algún modo estas dos pulsiones se conectaron armónicamente porque el rodaje fluyó y la película rápidamente encontró su dispositivo narrativo y estético. Tuvimos una segunda instancia de rodaje en 2019.
Creo en el cine documental como el registro de nuestro encuentro con los protagonistas y sus historias, y por eso cada película es distinta y debe encontrar su propia forma, eso es lo que hace que el cine sea algo vivo, y que cada película sea única.
Lo que siempre definió al cine y lo sigue haciendo hoy en día es la mirada sobre el mundo que los realizadores plasmamos en nuestras obras. Yo creo en un cine que indaga en lo profundo de la experiencia humana, un cine que piense en un “nosotros” amplio, diverso y profundamente conectado.
Siento que lo que une a mis películas es la búsqueda por conectar con nuestros deseos, con nuestros sueños y con nuestras emociones. En Taranto me impulsó el miedo, miedo a que nos sea más fácil aceptar la enfermedad, el dolor y la muerte como un destino inexorable, que enfrentar los cambios sociales, culturales, económicos y productivos que debemos realizar.
Creo que la experiencia documental, más que filmarse, se vive con el cuerpo, se atraviesa. Así como los protagonistas no son los mismos al principio y al final de nuestra película, cuando la experiencia documental es verdadera, nosotros tampoco volveremos a ser los mismos.

VICTOR CRUZ / DIRECTOR
VÍCTOR CRUZ nació en Buenos Aires. Trabajó como mecánico, constructor y guardavidas. Estudió cine en la UBA, donde hoy es docente. Ha sido invitado a los festivales y mercados más importantes del mundo como Locarno, Berlín y Cannes. Es un apasionado de las personas y sus historias, es por eso que entiende al cine como una experiencia vital y transformadora.
En 2003 estrenó en el MALBA el documental “La noche de las cámaras despiertas”, basado en un ensayo de Beatriz Sarlo, en el cuál narró un episodio de censura sufrido por la vanguardia cinematográfica de los sesenta encabezada por Alberto Fischerman y Rafael Filippelli.
Su ópera prima de ficción “El perseguidor”, de 2009, abordó el cine de género a pura gramática visual, hasta un punto infrecuente en el cine argentino. La tensión no era sólo narrativa sino interna, producto del modo en que encuadraba, las miradas de los actores, el tempo de cada plano; el resultado fue una obra estremecedora, atrapante y dotada de un lenguaje cinematográfico impecable.
En 2013 estrenó “Boxing Club”, un cuidadoso y preciso trabajo de observación: sin sensiblería, sin moralina, sin miserabilidad, sin (pre)juicios negativos ni positivos. Nos hizo sentir simplemente ahí: sumergidos en el gimnasio del subsuelo de Estación Constitución, entre hombres que intentan abrirse camino, a golpes y defensas.
A principios de 2020 co-dirigió junto a otros 14 cineastas el ensayo poético colectivo “Las fronteras del cuerpo”, primer largometraje documental concebido, filmado y estrenado durante la cuarentena generada por la pandemia.
A finales de 2020 estrenó “¡Que vivas 100 años!” una obra cinematográfica emocionante y profunda, donde los límites entre documental y ficción son difusos, donde puso en jaque todas nuestras suposiciones sobre la vejez y nos invitó a pensar que no importa cuántos años hayamos cumplido, nunca es tarde para vivir nuestros sueños.
En 2021, luego de su paso por del BAFICI, estrena la comedia documental “Dorados 50”. Un viaje emotivo que plantea la la perdurabilidad del amor durante más de cinco décadas.
“La noche de las cámaras despiertas”. BAFICI 2002. La Habana 2002.
“El perseguidor”. WIP Berlinale 2009. Varsovia 2009. Mar del Plata 2009, premio Feisal.
“Boxing Club”. Mar del Plata 2012. FIDBA 2013. Nominado como mejor documental en los Premios Platino al Cine Iberoamericano 2014. Tandil 2013, premio al mejor director, fotografía y sonido, premio del público. Transcinema 2013, mención especial.
“¡Que vivas 100 años!” WEMW, Festival de Trieste, Last Stop Trieste, HBO Europe Award,
Visions du Réel 2019, Biografilm 2019, GZDOC 2019, Málaga. 2020, mejor documental argentino FIDBA. 2020.
“Dorados 50”. BAFICI 2021. Semana ADN 2021. FIDBA 2021.
“Taranto”. BAFICI 2021. Semana ADN 2021. MAFICI 2021. Patagonia Eco 2021, Mención especial.

PROGRAMA DOBLE
¡Que vivas 100 años!

En la misma jornada se podrá volver a ver en sala «¡Que vivas 100 años!» en el marco del Ciclo Docujueves ADN que se lleva a cabo junto a la Asociación de Directores y Productores de Cine Documental Independiente de Argentina.
Al término de ambas proyecciones el director participará de una charla con el público presente.

JUEVES 25 DE NOVIEMBRE 20.30 hs
Ciclo «Docujueves ADN»
CENTRO CULTURAL 25 DE MAYO

“Empatía, ternura y alegría. Contra todos los males de este mundo dominado por cinismo y el descarte de los ancianos”Diego Batlle. Otroscines.

“La mirada de Víctor Cruz es empática, cariñosa pero para nada condescendiente” Fernando Juan Lima. La autopista del Sur.

“Una obra emocionante y profunda” Adolfo C. Martinez. La Nación

“Plagada de una energía que contagia” Juan Pablo Russo. Escribiendo Cine

“Un registro documental rebosante de ternura y entereza” Juan Velis. Leedor

“Una película maravillosa” Luisa Valmagia

“Mantiene a los espectadores en un trance continuo de admiración, complicidad y regocijo” Paraná Sendrós. Ambito Financiero.

SINOPSIS
¿Es posible vivir más de 100 años, estar en forma y disfrutar de la vida?Víctor Cruz nos propone recorrer el mundo desde la selva de Costa Rica, pasando por la mítica Cerdeña, hasta una pequeña isla de Okinawa, para encontrarnos estos jóvenes longevos con quienes construye una emocionante película sobre la pasión por la vida.