Luego de lanzar los singles «Metrópolis» y «Lapsus», Codec finalmente edita su consolidado segundo material discográfico, Metrópolis. Entre las diez canciones que lo integran, se puede descubrir una serie de ideas y motivos que se unen entre sí y que se refuerzan sobre el último tramo del tracklist.

A diferencia de su antecesor Data (2019), Metrópolis se presenta con una sonoridad más cruda y distorsionada, con vibras frenéticas y vertiginosas. El álbum busca sumergir en un viaje hacia un universo en el que se habla sobre el futuro de las ciudades, el poder autoritario, lo caótico y lo agobiante de la cotidianeidad.

Codec logra nutrir de influencias literarias, cinéfilas y artísticas a sus canciones de rock. Esto se aprecia, por ejemplo, en las letras de «Lapsus», que toma sus bases de una tradición de la literatura rusa; o en «Ruido blanco» con reminiscencias beatle y referencias que pasan por el mundo subterráneo de «Alicia» y el inframundo griego (los castigos de Ixión, Tántalo, Sísifo). La escritura de las letras aparece en función de la música, a lo que la banda explica: «Sólo le ponemos letra a aquello que nos satisface primero melódicamente».

El primer single adelanto, que da nombre e inicia el disco, revive la imagen de una ciudad representada por un monstruo lleno de bocas y de ojos. «Parallaxis» transmite la idea del acercamiento a un futuro distante que no se puede frenar, mientras que «Vas a ver» da voz a un grupo de mafiosos y extorsionadores sin moral. En clave reflexiva y melódica aparece «Lapsus» que absorbe influencias de «Go to sleep (Little Man Being Erased)» de Radiohead y «The Eraser» de Thom Yorke. Junto con «Feedback» y «La cuenta va a llegar» conforman una tríada que se cuestiona el poder y plantea cierta desconfianza hacia los líderes. Transitando el final del viaje por las sonoridades de Codec, aparece «REM», la canción más extensa y calma que se une a «Metrópolis» y «Ruido blanco» para plasmar el imaginario central del álbum. Por último, aparece «No escuches» para finalizar el corrido de Metrópolis con una metáfora de inundación y colapso.

Acerca de Codec
Codec nace a inicios del año 2014 en Buenos Aires, Argentina, y se define como una banda de rock clásica. Actualmente está integrada por Bruno Bollini (voz, bajo, guitarras y teclados), Adrián Bollini (voz y guitarra), Nicolás Molnar (guitarra y efectos) y Sebastián Neuss (guitarra y coros). Entre sus gustos musicales, que funcionan como influencias, se encuentran The Beatles, Pink Floyd, Radiohead, Björk, Beck, Luis Alberto Spinetta, Charly García, Soda Stereo y Divididos.

Junto a la productora audiovisual Los Universos Islas (Mariano Di Césare), grabaron en 2015 una live session de «Ascensión» y «Data» en Estudios Crazy Diamond. Durante 2016 y 2017 dedicaron su tiempo a crear nuevas canciones para su disco debut Data que estrenaron en 2019. El álbum contó con Hernán Grasso como ingeniero de sonido, Lulo Isod en batería (Ciro y los Persas, La mujer barbuda), Carlos Laurenz en la masterización y Facundo Rodríguez en la mezcla.

Las letras de Codec surgen en base a lo que la melodía les propone, y toman inspiración de ramas artísticas como la literatura, el cine, las artes plásticas y, principalmente, la música. Actualmente, estrenan su poderoso y consolidado segundo disco de estudio, Metrópolis, del cual presentaron los adelantos «Metrópolis» y «Lapsus».

Ficha técnica Metrópolis
Bruno Bollini – voz, bajo eléctrico, piano, teclados y guitarra eléctrica y acústica
Adrián Bollini – voz, guitarra eléctrica, acústica y teclados
Nicolás Molnar – guitarra eléctrica
Sebastián Neuss – coros y guitarra eléctrica
Músico invitado: Lulo Isod – batería
Grabado por Hernán Grasso el 11 y 12 de enero de 2021 en Estudios MCL y 23 y 24 de Febrero 2021 en Estudio Tritono.
Mezclado por Hernán Grasso en Estudio Tritono en el mes de abril de 2021.
Masterizado por Daniel Ovie en Ovie Mastering en el mes de mayo de 2021.