Últimamente muchos hemos buscado adoptar un perrito de mascota para que forme parte de nuestra familia, pero la convivencia con ellos no siempre es fácil, ya que debe adaptarse a ciertas reglas en casa.

Por ello, Diariamente Ali les trae unos consejos para lograrlo efectivamente:

¿Por qué es importante educar a nuestro perro?

  • Corregirás su conducta.
  • Mejorarás el vínculo afectivo.
  • Entenderás mejor a tu mascota.
  • Lograrás una convivencia familiar feliz.

Enséñale a obedecer cuando lo llames

  • Aléjate a 1 o 2 metros de distancia, llámalo por su nombre y dile “ven aquí”.
  • Usa palabras cariñosas al llamarlo.
  • Cuando llegue hacia ti ofrécele un premio, como una croqueta.
  • Repite este ejercicio durante 10 minutos.

Evita los ladridos en exceso

  • Sácalo a pasear diariamente para evitar el estrés en el perro.
  • No lo regañes en exceso y genérale un ambiente tranquilo.
  • Cuando ladre, acércate y acarícialo para que se calme.
  • Distráelo con algo que le guste, por ejemplo, con un juguete.

Debes sacar a pasear a tu perro un mínimo de 30 minutos diarios

Enséñale a ir al baño

  • Establece horarios diarios de paseos para sus necesidades y respétalos.
  • Si hace sus necesidades dentro de casa, no lo regañes, solo límpialo e ignóralo.
  • Si las hace fuera, prémialo con una croqueta. Así entenderá que es mejor hacerlo fuera de casa.
  • Si deseas que use un lugar específico dentro de casa puedes comprar una bandeja de entrenamiento.

Los perros suelen hacer sus necesidades después de 10 – 30 minutos de comer

Enséñale a quedarse solo

  • Repite las acciones típicas que hacemos antes de salir de casa, pero sin llegar a salir.
  • Sal de casa, atravesando la puerta, pero volviendo a entrar enseguida.
  • Déjalo solo durante unos minutos, luego de un paseo o juego y repite esta rutina.
  • Conforme se queda tranquilo solo puedes ir aumentando el tiempo poco a poco.

Enséñale a no morder

  • Levanta un poco la voz y di su nombre acompañado de un ‘No’ si lo ves destruyendo algo que no debe.
  • Si aún no lo suelta, dale un toque con tus dedos a la altura de su cadera.
  • Si lo soltó, colócale en la boca su juguete para morder y felicítalo por morder el juguete.

Si tu mascota no muerde jugando, sino por agresividad, acude a un adiestrador

Recuerda tener paciencia y cariño con tu perro y verás que todo saldrá bien. ¡Es el engreído de todos!

Fuente: www.diariamenteali.com