Existen múltiples consejos que expertos y profesionales pueden ofrecer a los conductores principiantes que se enfrentan por primera vez a manejar en una ruta. Estos consejos incluyen desde cotizar seguro de auto hasta orillarse en caso de niebla pesada. Todos pensados en evitar cualquier tipo de incidente y en caso de que ocurriera que estés protegido ante esta nueva situación.

Es entendible que si se trata de la primera vez, puedas estar algo nervioso, ya que al conducir en rutas te enfrentas a desafíos muy diferentes a los de la ciudad. Por ello conviene saber a qué te enfrentas y qué hacer en ciertas situaciones siguiendo estos consejos.

Auto asegurado
Este es quizás el mejor consejo, ya que es el más completo de todos. Al tener tu vehículo asegurado garantizás que, en caso de ocurrir cualquier tipo de accidente, los gastos puedan ser cubiertos de acuerdo a la póliza contratada.


No esperes más para cotizar tu seguro de auto porque es obligatorio para circular.

Antes de salir revisa tu vehículo
Si estás en la ciudad y tu vehículo presenta cualquier tipo de falla, es muy fácil estacionar y llamar a tu técnico de confianza, sin embargo, en una ruta no tenemos esta ventaja.

Es importante medir y nivelar correctamente elementos básicos como aceite, frenos, refrigerante y la presión de los neumáticos. Así mismo, debemos tener un plan de respaldo y las herramientas adecuadas para hacer algún tipo de ajuste de emergencia.

Repasar las señales de tránsito
El no respetar las señales de tráfico es un hecho que tanto en rutas como en ciudades ocasiona diariamente accidentes de todo tipo.
En cualquier ruta, encontramos señales que sirven como una guía para el conductor, pero si las ignoramos o desconocemos su significado no solo nos ponemos en peligro a nosotros mismos, sino también a los demás.

Respetar las velocidades límites
Puede sonar como un consejo de manual, pero la verdad es que al manejar en rutas es mucho más fácil ignorar este sencillo principio. Como seguro sabés, el exceso de velocidad es de los factores que más provoca accidentes automovilísticos en rutas.
Esto se debe a que entre más veloz se vaya, el conductor tendrá menos tiempo para observar y reaccionar a tiempo. El saber cuál es la velocidad máxima y respetarla influye en el porcentaje del riesgo al que te enfrentas al conducir.

Observar detenidamente la carretera
Es importante que observes en todo momento la carretera, en especial el suelo como tal. Esto te evitará que al acelerar e incluso frenar lo hagas en una zona con hielo, escarcha, nieve o barro, lo cual puede desequilibrarte.

Parar en caso de condiciones climáticas adversas
En los casos en los que te encuentres con una espesa niebla o una lluvia intensa, podés optar por encontrar un sitio adecuado y seguro donde estacionar tu vehículo. Otra de las opciones es apelar a tus luces anti neblina, estos faros te darán una mejor iluminación incluso en condiciones adversas.