El nuevo disco de Diego Ridolfi es inminente, y el recorrido de singles liberados entrega pistas sobre la multiplicidad de sonidos que está trabajando. Luego de la ensoñación de “Manual de una pérdida” y la elevación electropop que nos dejó «Tú detrás de todo», es hora de volver a la intimidad que tanto caracteriza al proyecto chileno.

«Y no es tu culpa, fue la mía también
por seguirte en cada idea
que me cortó los pies y me mató»

Una canción espontánea y respetuosa en su producción es “Cuando Hablo de Ti”, el tercer adelanto de la placa encargada de suceder al exitoso “Estado de Gracia”. «Partió en un piano, de forma muy rápida, y si bien se le sumaron algunas cosas, se respeta la esencia del demo. Es casi lo mismo. La letra nació ahí mismo en el piano», cuenta el cantante sobre esta balada con todas sus letras.

«Una balada de habitación en estricto rigor. Un sufrimiento melodramático que habla de culpar a alguien por el destrozo y el mal que se vive, pero luego caer en cuenta que también se es culpable porque permitiste aflorar esos sentimientos, permitiste el daño», agrega.

Escrita y compuesta por Diego Ridolfi
Producción: Cristián Heyne
Mezcla: Fernando Herrera en Estudionegro MX
Mastering: Francisco Holzmann
Músicos
Diego Ridolfi: Voz, guitarras acústicas, sintetizadores, shaker
Sebastián Rehbein: Piano
Andrés Aracena: Sintetizadores, guitarras eléctricas
Cristián Heyne: Bajo
Lucca Beguerie Petrich: Batería
Arte: Eileen Dragani. Anatómica Studio

«La culpa es propia por las expectativas que se tienen, la idealización es un arma de doble filo. «Cuando Hablo de Ti» refleja algo totalmente contrario a las otras canciones, que son mucho más electrónicas. Esta es otra arista del álbum. Mi intención es que sea una especie de playlist que representen algo como unidad más allá de un concepto general de disco», revela el músico que en esta pasada contó con Andrés Aracena en el bajo y guitarras, y Lucca Beguerie de Usted Señálemelo en las baterías.

Un estreno más suelto y frágil, con una verdadera búsqueda desde la letra, con una intención vocal desnuda que permite margen de error, como la vida misma. Sin tanta revisión ni corrección, el sencillo nos permite navegar en la intimidad compositiva del chileno, quien asegura que se viene una placa llena de atrevimientos, siendo «Cuando Hablo de Ti» uno de los más delicados.