El polifacético rapero alicantino nos deja crudas y sinceras barras encima de una base de drill melódico, demostrando que hay algo más en el drill que pasamontañas y robos.

D.Nadie estrena ‘Si Yo te Contara’, su primer tema desde su fichaje por Montebello. No hay género urbano que se le resista a D.Nadie, y en esta ocasión, ha vuelto a sacar su faceta más oscura, reflexiva y cruda. El rapero alicantino es capaz de tirarse barras en beats de rap más clásico, sad trap, reggaetón o hasta house, pero en ‘Si Yo te Contara’, ha escogido una base de drill melódica con arreglos de guitarra acústica, ideal para que D.Nadie puede explotar todo su potencial. Como siempre, los versos de D.Nadie brillan por sí solos, una letra profunda que nos deja versos preciosos con otros más crudos y duros de tragar, una canción donde podemos apreciar el background del artista y lo mucho que ha tenido que luchar para llegar hasta aquí.

‘Si Yo te Contara’ va acompañado de videoclip por Benova Studio, quienes han captado muy bien su imaginario visual en diferentes localizaciones de Barcelona y sus alrededores, ciudad donde reside D.Nadie. También quiere reivindicar que se puede hacer drill sin hablar de querer robar, de violencia y los pasamontañas, que se pueden hacer temas de drill mucho más profundos.

A D.Nadie no se lo han puesto fácil, ha sufrido muchos palos por el camino, pero ha conseguido erigirse como uno de los raperos underground más respetados de la península. Criado en una humilde familia de Alicante y conocido por su círculo como Paquito, tuvo una juventud bastante movida y complicada, y como todo buen protagonista, necesitó tocar fondo para resurgir. Una resurrección llamada D.Nadie, y que rápidamente en 2019 vio resultados con ‘No Pidas Perdón’, todo un himno del sad trap de 2019.

A sus 26 años, D.Nadie se ha convertido en un artista muy completo, siempre destacando por no tener pelos en la lengua y rodear sus canciones de melancolía, tristeza y oscuridad. Ha experimentado con el rap más clásico, drill, ritmos de reggaetón, drill melódico, house, y sobre todo, mucho sad trap. Barras crudas y sinceras, historias sin maquillar vividas por él mismo, y un flow muy natural que conectan directamente con su fiel base de fans. Se habla mucho de que artistas son reales o no, si tienen calle o no… no hay dudas de la pureza de D.Nadie, uno de los artistas más reales de la escena que ha llegado hasta aquí a base de mucho sudor y lágrimas.