Me sangra el corazón es el nuevo corte de un Diego Mizrahi decidido a poner en palabras y música la sensación de cumplir los 55 años en plena cuarentena, en una clara alusión al paso inexorable del tiempo y al que nos queda por vivir.

Lejos de entrar en crisis, Diego optó por hacer catarsis con esta nueva vivencia que comenzó a sentir durante el confinamiento: ”Son los años que se fueron sin razón…”, mientras que en lugar de regodearse en la melancolía “para qué intentar volver atrás, torcer el rumbo y volver a empezar” está más atento al tiempo por venir “qué más puedo pedirle a la vida, poder pasar del llanto a la risa”, trocando llanto por ilusiones, proyectos y nuevos horizontes.

En su manifiesto “nadie te regala el tiempo” dice, totalmente consciente de que en la vida cada minuto cuenta y que el tiempo es lo más preciado que tenemos las personas, siendo que es “como arena en el desierto, se te escurre entre los dedos”. Utiliza esta metáfora para describir en clara alusión al reloj biológico. Para terminar de darle forma con su visión optimista de la vida, que tiene su antecedente directo en “Duro y Parejo” (Delay, 2018) Diego utiliza la frase “Tengo el coraje y la garra de un león” para señalar sin ambages su visión positiva de la vida.

Me sangra el corazón es una rumba flamenca que a su autor le salió toda de un tirón. Grabó las guitarras de nylon, eléctricas, palmas y la voz. Contó con la participación de Pablo Santos en el bajo y José Manuel “Huguito” Soto en la mezcla y mastering. Se grabó en los estudios Buenas Notas para Buenas Notas Producciones BNP.

Me sangra el corazón
LyM Diego Mizrahi
Hace tiempo que me sangra el
corazón
on los años que se fueron sin razón
para qué intentar volver atrás
torcer el rumbo y volver a empezar
Qué más puedo pedirle a la vida
poder pasar del llanto a la risa
mis inviernos no voy a recuperar
pero la vida me da otra oportunidad
Ahora sé que no es un juego
nadie te regala el tiempo

como arena en el desierto se me escurre entre los dedos
Hace tiempo que me sangra el
corazón
ya no quiero sentir más este dolor
hoy mi camino resplandece bajo el sol
llevo el coraje y la garra del león
Ahora sé que no es un juego
nadie te regala el tiempo
como arena en el desierto
se me escurre entre los dedos