La aclamada reina del pop Kylie Minogue, participará a dúo en el exclusivo show de Dua Lipa, Studio 2054 –este viernes 27 de noviembre–, inspirado en el icónico club nocturno de Nueva York, USA.

Cabe recalcar, que ambas artistas se destacaron este año –Minogue por su último álbum «Disco» y Lipa por «Future Nostalgia»– gracias a sus trabajos discográficos inspirados en el disco-pop, reivindicando los movidos 70′ junto a pistas de colores y luces que acompañaban a bailes interminables.

Recientemente Dua manifestó en la columna Bizarre del periódico The Sun: “Estoy más que emocionada de revelar que la legendaria Kylie actuará conmigo», luego que horas antes esta última manifestó que Dua Lipa estaba entre las artistas femeninas con las que le encantaría colaborar.

NUEVO ALBUM “DISCO” YA DISPONIBLE
https://kylie.lnk.to/DISCOPR

El nuevo álbum de estudio de Kylie , «DISCO» , se encuentra disponible desde el 6 de noviembre a través de BMG . Además Kylie deleito a sus fans al día siguiente –sábado 7 de noviembre– con un despampanante show de streaming para todo el mundo que se destacó por su puesta de escena, luces, baile y por su puesto por la inconfundible voz de la cantante. “KYLIE: INFINITE DISCO” , llevó a los fanáticos en un viaje dentro de su imaginación a otra dimensión.

“DISCO” es el decimoquinto álbum de estudio del ícono pop de nueva música desde “Golden” de 2018 que alcanzó el #1 tanto en el Reino Unido como en Australia. El primer single “Say Something”, recibió elogios de la crítica mundial, considerado “brillante” por NME y “una pista de baile introspectiva con letras que se sienten pertinentes para nuestros días de cuarentena’ por Rolling Stone. El segundo single “Magic” también se convirtió en un hit instantáneo llegando #1 del Chart Hot Song de Monitor Latino en Argentina.

Para «DISCO», Kylie trabajó con los colaboradores Skylar Adams, Teemu Brunila (David Guetta, Jason Derulo), Maegan Cottone (Iggy Azalea, Demi Lovato), además de su colaborador de años Biff Stannard, entre otros. El álbum se grabó en gran parte en confinamiento, con cada miembro del equipo grabando y trabajando desde una ubicación separada, lo que llevó a Kylie a tener un crédito de ingeniería vocal en todas menos dos de las dieciséis canciones del disco.