Se realizaron actividades gratuitas todo el día y en todos los espacios del CC25 con distintas disciplinas artísticas y talleres abiertos.

El domingo 26 de mayo el Centro Cultural 25 de mayo, dependiente del Ministerio de Cultura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, se convirtió en un espacio de festejos para recorrer. Más de 3000 personas visitaron las distintas salas y espacios del CC25 para disfrutar de actividades gratuitas que combinaron obras de teatro, proyección de cortos, activaciones gráficas, ferias, lecturas, conciertos acústicos, la inauguración de una muestra que retrata las nueve décadas de vida del Centro y una merienda de chocolate con churros.

Tanto las obras «Urquiza» como «Las de Barranco» agotaron sus entradas. La terraza del CC25 fue un punto de encuentro para disfrutar del concierto acústico de Bestia, Vecina Canciones y de las lecturas de reconocidos poetas junto a una propuesta gastronómica que incluyó comidas típicas.

En la presentación institucional se destacó la apertura del espacio de la Terraza con una programación joven, la vuelta del cine al barrio con ciclos temáticos y de clásicos, la incorporación de funciones accesibles para personas con discapacidad, el lanzamiento de la tercera edición del Camping Cultural de vacaciones de invierno con talleres gratuitos y el estreno de «La gran Farándula» con dramaturgia y dirección de Gastón Marioni y «Musiquitas» de Maestro y Vainman con dirección de Pablo Gorlero.
Además, se anunció como primicia, el estreno de «Aquí cantó Gardel» obra especialmente escrita para los 90 años del CC25, la cual será el evento apertura del Festival Internacional de Tango de Buenos Aires. ”Aquí Cantó Gardel” con texto de Mariano Saba y composición musical de Juan Carlos Coacci y Néstor Marconi, será dirigida por Nelson Valente con la presencia de la Orquesta de Tango de la Ciudad.
Cabe destacar la participación activa en los eventos de ayer de los grupos residentes que hicieron posible la reapertura del teatro: Los Villurqueros, la agrupación Urquiza Coral, y la milonga coordinada por Julio Dupláa y Elsa Quatrocchi.

Monina Bonelli, directora artística del CC25 comentó, emocionada: «Desde su reapertura, el Centro Cultural 25 de Mayo reafirmó su identidad como un centro cultural de puertas abiertas. Un espacio donde las vecinas y vecinos no son sólo espectadores, sino fundamentalmente protagonistas de las propuestas culturales.»

El CC25, en el marco del festejo por los 90 años de su nacimiento, reafirma y expande su espíritu histórico: un espacio de y para la comunidad de Villa Urquiza en diálogo con toda la ciudad.

Sobre el Centro Cultural 25 de mayo:
Punto de encuentro, morada creativa y recreativa de los vecinos de Villa Urquiza y barrios aledaños, el Centro Cultural 25 de Mayo, dependiente del Ministerio de Cultura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, es una referencia ineludible en el mapa cultural de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El histórico edificio fundado como Cine Teatro el 23 de mayo de 1929 ha sido también conocido como Petit Colón, donde en 1934 cantó Carlos Gardel. En la década pasada fue recuperado por iniciativa de la comunidad y el gobierno porteño convirtiéndose en un espacio que reúne actividades artísticas y de formación de diferentes disciplinas con un énfasis particular en las artes escénicas. Desde 2016, el CC25 tiene la misión de diversificar las propuestas culturales para diferentes nuevos públicos, edades e intereses generando contenidos en vínculo con el barrio y en diálogo con la ciudad.