Hace ya varias semanas que se decretó en la Argentina una cuarentena en forma de respuesta a la aparición del coronavirus, una enfermedad surgida en China que se expandió velozmente hasta convertirse en una pandemia. Si bien el virus no ha sido tan mortal en nuestro país como en otras partes de la región, sigue manteniéndose como una importante preocupación para la salud pública.

A poco más de un mes de la llegada del virus a nuestro país, no son pocos los que han notado de lleno sus efectos, pero no solo en sus rutinas diarias, sino en los cambios coyunturales que estaría generando en el consumo. Pero, ¿cuáles son los cambios que vemos actualmente en nuestra forma de consumir? Algunos de estos puede incluir los siguientes:

  1. Comercio electrónico para “primerizos”
    Si bien hablar de «ganadores» en un contexto tan complejo como el de la pandemia, la realidad es que no hay ninguna duda de que el comercio electrónico se ha beneficiado de manera importante durante estas semanas, ya que la mayoría de la población se ha visto obligada a adentrarse, de una forma u otra, al consumo a través de Internet.

Esto no solo se ve en las grandes economías, sino también en algunas tan golpeadas como la de la Argentina donde, según el Marketing & Business Development Leader de la firma de investigación Kantar, Sebastián Corzo, cerca del 30% de los argentinos que están comprando por Internet actualmente serían «primerizos», es decir, no contaban con experiencia en esta forma de consumo (1).

  1. Los más consumido
    Lo segundo que debemos conocer es cómo cambió el tipo de productos que los argentinos compran periódicamente, con el más reciente estudio de Nielsen afirmando que fueron las ventas en productos de almacén las que más crecieron, seguidas de las de productos frescos, y por último los productos de limpieza (2).

Una de las empresas que mayor demanda ha recibido durante estos días es la cadena de origen francés, Carrefour, donde se habilitaron diferentes modalidades de consumo para permitir que los consumidores pudieran adquirir productos a precios de descuento, una necesidad importante en un momento de baja productividad como el que atravesamos.

Las ofertas de Carrefour, a través de la campaña denominada “Precios Corajudos”, estaría brindando precios de descuento en más de 1.000 productos hasta finales del mes de abril para ayudar a paliar la crisis financiera.

  1. Envíos y recolección de productos
    Finalmente, hemos presenciado un cambio en el funcionamiento de los servicios de paquetería, así como de los que realizan entregas a domicilio, con muchas empresas presenciando cómo la saturación de la industria se convierte en una limitación para la entrega de productos.
    Así, se ha posicionado el denominado «pick-up», en el que el cliente compra a través de Internet, pero es él mismo quien realiza la búsqueda de sus compras en el establecimiento. De este modo se evitan las filas y contacto excesivo con personas que puedan portar la enfermedad.

Asimismo, se ha incentivado el desarrollo de prácticas responsables en cuanto al manejo y entregas de paquetes, para evitar que cualquiera de las partes involucradas en la transacción pueda verse afectada.

Si bien aún no sabemos cuándo veremos una situación que se asemeje a lo que existía antes de la pandemia, la realidad es que muchos de los cambios en el consumo seguramente se mantendrán a lo largo de los próximos años, impulsando así una era de verdadera preeminencia para el comercio digital.

Fuentes:
(1) Estudio de Kantar sobre el comercio electrónico en Argentina, compartido por Cronista.com
(2) Estudio de Nielsen sobre el consumo en Argentina, compartido por Perfil.com