«El amarillo es tendencia este año, y uno de los colores estrella de la primavera, además de los estampados con frutas», explica la estilista de moda infantil Daniela Hernández.

En tiempos de pandemia, los padres apuestan por looks cómodos y con estilo para estar en casa o para salir a una reunión familiar. Según la estilista de moda infantil Daniela Hernández, «el amarillo es tendencia este año, y uno de los colores estrella de la primavera».

Para la creadora y máxima responsable del showroom Mini Chic, de Miami, «un top con falda short no puede faltar en el closet de tu niña, ya que se sentirá cómoda, al mismo tiempo que juega y se divierte».

Vestir a las niñas en esta temporada, aún sin saber cuándo regresará la normalidad, parece un dolor de cabeza. Sin embargo, la especialidad de Daniela Hernández es encontrar soluciones individuales, de acuerdo con cada edad, personalidad, gusto y actividades.

«El estampado con frutas se sigue llevando. Estaremos viendo prints de limones, piñas y duraznos en vestidos y conjuntos. Los tonos pasteles son imprescindibles en esta época y el rosa es uno de los colores predilectos de las niñas, pues resalta su estilo tierno, chic y delicado», explica Hernández

Mini Chic es un showroom atendido de forma personalizada, diseñado para localizar todo lo concerniente a las niñas de entre cero y diez años en un mismo lugar: vestidos, conjuntos, calzados y todos los accesorios para complementar el outfit.

En cuanto a los vestidos —una de las prendas favoritas—, son muy cómodos, glamurosos y además muy prácticos. «Por ser una sola pieza es sencilla de colocar a la hora de vestirse. Y dependiendo de los accesorios y calzados, se podrá lograr un look sport, más casual o formal».

Con 21 años de trayectoria en el sector infantil, Daniela Hernández ofrece asesorías personalizadas para lograr el look completo y renovar cualquier closet en cada temporada y ocasión.

El estilo que propone Mini Chic para la primavera-verano de 2021 «se complementa con unas abarcas menorquinas, un tipo de calzado muy versátil, que funciona lo mismo para una tarde de juegos en el parque que para una fiesta de cumpleaños».

«Creemos que las niñas pueden lucir a la moda, sin perder su esencia tierna y delicada, así como en la importancia de que los padres enseñen a sus niñas sobre el buen vestir, porque en el futuro le abrirá puertas», indicó Hernández.