«Sangra el rosal» está compuesta con cuidado y amor, rompiendo en una intro frenética de 4 acordes que ejercerán un efecto pavloviano en quien la escuche.

Este es Conti en su forma más exigente, y en lugar de sonar pensativo, cada sección de la pista hace que todas las demás secciones suenen aún más enérgicas y aún más sofisticadas; el todo es mucho más que la suma de sus partes. Pocos artistas comunican con tanta facilidad una creencia tan inquebrantable como el poder de una canción bien construida, que podría hacer de «Sangra el rosal» el éxito para empezar a sentirse bien por el comienzo del próximo verano.

La obra en el diseño de la tapa de »Sangra el rosal» es del artista italiano Enrico Scuri (1806 – 1884), Orfeo y Eurídice.

Biografía
Oriundo de la zona sur de Buenos Aires, Mariano Conti ha estado jugando con distintos proyectos musicales desde su adolescencia. En sus primeros años como músico y productor, ha transitado distintos proyectos y estilos, abarcando desde el IDM hasta el post-hardcore, y en sus propias producciones ha hecho foco en combinar future bass con indie rock y footwork. Los años de estudio de Mezcla & Masterización en la Universidad de La Plata alimentaron el interés de Mariano en volcar su foco más y más en la producción musical, incorporando elementos de música electrónica y permitiéndose un rango más amplio de influencias como el french-house, el R&B de los 80s, el hiphop y la música contemporánea. La capacidad para poder transitar distintos estilos y sonidos se vio reflejada desde su primer EP de beats instrumentales, titulado Las intenciones ocultas, el cual dio a lugar a que la prensa de todo mundo comience a definir la música de Mariano como ecléctica. Lo interesante de Conti no es sólo su prolífico repertorio, sino que el trabajo que vierte en cada producción hace que sea un músico bien versado en muchos estilos, lo que afirma que Mariano no planea asentarse en ningún género musical y que su constante es el eclecticismo.