En un presente tan caótico, impredecible y desafiante como el de hoy, la vulnerabilidad parece ser lo más honesto. Así lo vive Fenna Frei, proyecto de la autora, cantante y productora musical Candela Cibrián, quien luego de una trayectoria marcada por el pop electrónico y alternativo, irrumpió el viernes 21 de mayo con “Sin miradas”, su primera balada a piano y voz que anticipa parte de lo que será su próximo álbum.

Con un carácter melancólico, emotivo y despojado, “Sin miradas” presenta una nueva faceta en la música de Fenna Frei. Lanzada junto a un videoclip co-dirigido por ella y Maxi Bottoli en el que presenciamos un viaje onírico -a veces hermoso y a veces inquietante- a través de las emociones recientemente transitadas por la artista, la canción mantiene la intensidad y la riqueza sonora que brilló en sus anteriores trabajos. En contraste con su último lanzamiento darkpop-tribal Exilios (2020), esta vez solo con su voz, el piano y algunas guitarras tocadas por Santiago Iezzi (co-productor), Fenna Frei es capaz de entrar en contacto profundo con la nostalgia que le generó la ausencia del espectáculo, mientras navega por el contraste entre el calor de los aplausos y la rareza de las nuevas audiencias intangibles con sus insaciables miradas digitales: “Sin miradas nació de una noche en la que, mientras tocaba el piano, empecé a escuchar aplausos. Venían del bar de la esquina de casa y se filtraban por mi balcón, despertándome una infinita melancolía. Me di cuenta que nunca había pasado tanto tiempo sin dar ni recibir un aplauso. Sabía que estaba muy lejos de eso y sentí envidia de toda esa gente. Cerré los ojos y viajé”, comenta la artista sobre el nuevo lanzamiento.

Grabado durante el verano de 2021 en su estudio y en el de su socio, Santiago Iezzi, y con influencias de Sufjan Stevens y Bon Iver, “Sin miradas” es una muestra del prolífico trabajo de Candela Cibrián, quien luego de enfrentarse a una crisis creativa surgida del caos circundante, pudo identificar sus propios límites y comenzar nuevas búsquedas en pos de la regeneración y evolución personal y artística: “Con tanto desmoronándose alrededor, el 2020 fue un año difícil para seguir creyendo que valía la pena invertir toneladas de esfuerzo en una idea propia. Temblaron todas mis estructuras y me entregué al pensamiento y a la transformación, dejando a Fenna Frei en stand by. De todo ese momento nació la necesidad de mostrarme más desnuda, vulnerable y sincera; no sumar nada que no sea necesario. “Sin miradas” es de lo más despojado que hemos producido hasta ahora y personalmente estaba necesitando componer canciones que se defiendan por sí solas”, sentencia Candela.

Más sobre Candela Cibrián
Candela Cibrián nació en 1990 en CABA, Argentina, en el seno de una familia de artistas (nieta de Ana María Campoy y Pepe Cibrian). Es cantante, compositora, técnica de grabación, productora vocal y productora musical. Comenzó su carrera artística en el 2011 debutando ese año en «Drácula, el musical» (Teatro Astral) en el papel de Mina Murray. Actualmente se dedica a la producción de voces, composición y producción musical. Candela es jurado de los Premios Gardel y militante feminista en RMS (Red Multisonora). Se recibió como técnica en Producción Musical orientada a Medios Audiovisuales en la Universidad Católica Argentina y también cursó estudios de música popular en la Escuela de Música Contemporánea. Se formó en canto y música desde los 10 años. Estudió teatro en El Brío Teatro y síntesis sonora con Ernesto Romeo. En el 2018 llevó adelante el management y la operación del estudio de grabación Panacea con Santiago Iezzi. Allí se inició como productora musical, compositora y coach vocal de artistas como Daniela Milagros (Warner Music), Agathe Cipres, Camil Camil y Jared Southard.