Nick Viney, Vicepresidente Senior de Avast Partner comentó al respecto: «El ciberataque al proveedor de cámaras de seguridad Verkada no es una invasión de IoT en sí mismo, es un ataque a la red de la empresa.

Sin embargo, este caso demuestra una vez más la necesidad urgente de proteger los datos recopilados a través de dispositivos IoT. El mercado de la videovigilancia se espera que crezca a 75 mil millones de dólares para 2025, y las empresas que recopilan datos confidenciales, como grabaciones de video, deben implementar medidas de seguridad más estrictas.

Al mismo tiempo, las cámaras de seguridad suelen estar plagadas de problemas de seguridad. Por ejemplo, los datos del motor de búsqueda de IoT de Shodan.io muestran que ahora se puede acceder a más de 124.000 cámaras de seguridad conectadas a Internet en todo el mundo, por lo que ni siquiera se necesita un ataque a una empresa de cámaras de seguridad para acceder a las imágenes de la cámara. Esto incluye cámaras de seguridad industriales que revelan imágenes de plantas de energía, instalaciones de producción industrial, sistemas de calefacción y estaciones de servicio, así como dispositivos domésticos inteligentes, lo que pone en riesgo la privacidad individual.

Nuestros datos muestran que más de dos tercios de los dispositivos domésticos inteligentes vulnerables están en riesgo debido a credenciales de seguridad débiles. Esta es una falla evitable, y las empresas y las personas deben ser más conscientes de la seguridad, y deben implementar soluciones de seguridad para proteger sus datos personales.»