El banco puso foco en los esfuerzos para atraer mujeres, que hoy representan más del 40% de sus 2200 empleados. Estiman incrementar el número de profesionales en casi un 20% en los próximos dos años.

J.P. Morgan Argentina anunció que en los primeros 10 meses del año sumó 417 personas en las áreas de ingeniería de software, finanzas, infraestructura, operaciones y legales de su Centro de Servicios Buenos Aires, y que hay en estos momentos 180 posiciones abiertas.

El Centro de Servicios Buenos Aires fue creado en el año 2015, con el objetivo de brindar servicios de valor agregado a las oficinas de J.P.Morgan en más de 100 países.

Un tercio de las posiciones se cubrieron con personas que ya estaban trabajando en la institución, lo que muestra un proceso activo de promoción profesional de la propia gente.

El proceso de reclutamiento de nuevos profesionales incluyó como se hace habitualmente políticas específicas orientadas a reducir la brecha de género e incrementar el número de mujeres, que hoy representan más del 40% de los 2200 empleados.

La información fue suministrada por el presidente de J.P. Morgan Argentina, Facundo Gómez Minujín, y por la directora del Centro de Servicios Buenos Aires, Clara Mendiberri, quienes destacaron que “el ritmo de incorporación de profesionales superó incluso lo que habíamos previsto cuando anunciamos un aumento de personal, a fin del año pasado”.

Los directivos señalaron también que la expectativa es incrementar en casi un 20% el número de profesionales en los próximos dos años y que las áreas de mayor crecimiento serán tecnología, legales y operaciones.