El prolífico productor de disco / house James Curd es quizás uno de los héroes menos conocidos de la escena. Con cientos de producciones a su nombre en cada sello que ha trabajado desde DFA Records hasta Classic Music Company, Permanent Vacation, Lumberjacks In Hell y, por supuesto Exploited, tiene un serio statement en juego. Por fin ha llegado el momento de que su álbum debut deje huella en el mundo, reuniendo 14 de sus mejores canciones hasta el momento y listos para presentarse de una manera alegre en una combinación perfecta para Exploited.

«Mientras crecía en Chicago y tenía los mejores años de formación, “Taken All This Time” se mantiene fiel a mi vida de esos días. Solía crear pistas de principio a fin en un MPC2000. Tenía un estudio en mi habitación que estaba instalado en una puerta que estaba sostenida por dos botes de basura. Si estaba grabando con el micrófono, tenía que cerrar las ventanas porque vivía en el tercer piso por encima de 90/94.

A veces, el ruido de la transmisión de WGCI se colaba en mis bocinas mientras intentaba trabajar. Fue uno de mis mejores tiempos.También, trabajé en una tienda de discos llamada Supreme para luego, trabajar en mi música hasta tarde y me iba al club. Tuve una residencia con Derrick Carter, Gene Farris y Diz. Hice mucha música, especialmente en los famosos inviernos de Chicago».

Gran parte de este disco se hizo en lo más intenso del invierno, dado el ambiente cálido y agradable que rodea gran parte de él. Con su mágico sintetizador cortando contra teclas de jazz, líneas de bajo disco / funk y voces sublimes, es una hermosa mezcla de sonidos que se siente como en casa tanto en la pista de baile o como en el estéreo doméstico. Cada pista contiene elementos construidos en su MPC, con todas las teclas, sintetizadores antiguos, guitarras y bajos tocados en vivo. “En una época en la que tanta música se ensambla con paquetes de muestra y loops de batería, este álbum se crea ladrillo a ladrillo … o ritmo a ritmo. Cada sonido de teclado se tocó de manera real en mi estudio. Se tocaron guitarras y bajo «.

Este álbum tiene marcadas las influencias de la música disco de los 70’s, el boogie de los 80’s y el deep house de los 90’s en igual medida, y sirve como un documento musical de la crianza de Curd. Un elenco grande de cantantes y raperos proporciona hermosas voces, incluyendo: Bear Who?, Likasto, Natasha Lillith y KE, con otros momentos de colaboración con Fred Everything y Karmon. Luke Million es otro de sus colaboradores con quien comparte el track «Yellow Magic», la canción que abandera este lanzamiento.

Curd, trabajó anteriormente con James Murphy para un lanzamiento en su sello DFA Records, y en muchos proyectos de bandas sonoras de películas, televisión y videojuegos, incluida la serie «Grand Theft Auto» y el programa de 50 Cent «The Oath». Pero en este momento, se trata de esta hermosa colección de pistas, que constituye un parteaguas en su carrera que podrá recordar con mucho orgullo en los próximos años.