Después de un año y ocho meses de trabajo, dedicación y muchísimo amor junto a Kuiper Ediciones, nació este bello bebé.

“La pequeña Victoria ilustrada” es una enciclopedia de autocuidado, según Vic.

Aunque está comprobado científicamente que las ilustraciones de “La pequeña Victoria ilustrada” pueden entretener a un niño (ya sea uno real o el tuyo interior), este libro está dirigido a los adultos y adolescentes, especialmente a aquellos que tengan estrecho contacto con niños, pues hace aportes concretos para forjar su seguridad y autoconfianza.

Después de que los primeros cien libros impresos se agotaran en solo un mes, recibí muchos mensajes hermosos y me sorprendí al entender que este libro es también para niños, siempre con la compañía de un adulto. Descubrimos que a los niños de tres años les gusta que les lean los cuentos “Mi teoría del miedo” y “Ver la angustia como algo natural”.
Me alegra haber creado un libro que genere momentos en familia y brinde ideas para enseñar cosas difíciles, de un modo colorido y simple.

Toca temas profundos como las exigencias de la sociedad a partir de los 30, el miedo al fracaso y las crisis de existenciales de cada día. También habla mucho de animales. Ofrece diversas estrategias para poder avanzar. Sugiere recurrir al humor para afrontar la adversidad. La fuerte intención de este libro es promover el autocuidado, el trato delicado hacia los demás y sobre todo, hacia nosotros mismos.

Me animé a imprimir 200 libros más, siempre de manera autogestiva. Envuelvo y distribuyo uno por uno y me encanta.

Mi propósito es poder trascender. Atravesar alguna piel para poder llegar a un corazón o a una cabecita inquieta. Por eso te escribo.

Si creés que esto no es para vos, te pido disculpas. Te podés desuscribir de la lista sin problemas. Si te copa, podés mostrarle al verdulero, jiji. Si pensás que vale la pena invitarme a tu programa de radio, hacer un vivo de insta, mostrar mi libro en tu sitio web, salir en el diario y todo eso, pues te amaré.


Si querés mi obra en tu librería, tu sueño se hará realidad. No dudes en encargarme un librito para tu mesita de luz. Te lo alcanzo personalmente si vivís cerca o te lo mando por correo si estamos lejos. También podés adquirir tu e-book.

No sé si estoy haciendo esto bien, es un poco difícil. Si te llega este mail y querés abrazarme a la distancia, avisame que te llegó.

Ya escribí un libro. Ahora me falta donar un hijo y plantar un órgano.

Tocá acá para adquirir tu e-book