Argentina no llegaría a los niveles económicos pre-pandemia sino hasta después de 2022.

A más de un año de la pandemia, el impacto que hemos sufrido a nivel mundial sigue siendo un tema recurrente en la actualidad. Cada país ha sufrido distintas consecuencias dependiendo de la geografía, el comportamiento de la población, la capacidad de los sistemas de salud de enfrentarse a la ocupación excesiva y ahora recientemente, por la disponibilidad de las vacunas y la rapidez en su aplicación.

Con la llegada de la segunda ola se ha presentado un fuerte debate que ha enfrentado a dos posiciones: aquellos que han defendido las cuarentenas y los cierres para detener los contagios, con el objetivo de evitar el colapso del sistema sanitario. Y por otra parte, quienes hablan de la contracción económica y el desempleo que afectan a la población.
Esto se relaciona con las tasas de mortalidad que está sufriendo la región. Bakertilly ha presentado un análisis de los países latinoamericanos, en donde ha tomado los indicadores de mortalidad por cada 100.000 habitantes, que se han publicado, sea a través de un registro de fallecimientos detectados por COVID-19, como por un cálculo del exceso de mortalidad general, que es un indicador que podría ser más completo.

Según datos recopilados por Bakertilly de los últimos informes y proyecciones divulgadas principalmente por el Fondo Monetario Internacional, Latinoamérica ha sido sumamente afectada por la pandemia. Si bien existen casos como Paraguay e incluso Guatemala que tuvieron un menor impacto económico, o específicamente Chile, con su exitoso manejo de la pandemia, que podrían recuperarse completamente en 2021, la mayoría de los países no contó con la misma suerte. Países como Honduras, Ecuador, El Salvador, Panamá e incluso Argentina, no llegarían a recuperarse totalmente hasta después del 2022.

Específicamente en nuestro país, el PBI ha descendido un 10% durante el año pasado. Las proyecciones del presente año, muestran un crecimiento del 5,8% mientras que el próximo sólo alcanzará el 2,5%. En otras palabras, estos números no son suficientes para compensar las pérdidas ocasionadas.

En cuanto al impacto a nivel regional, se manejan varios escenarios, algunos optimistas y otros no tanto. Sin embargo, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial estiman que el crecimiento de América Latina estaría en 2021 entre el 4.1% y el 4.4% como efecto rebote del decrecimiento de 7.3% del 2020. Por lo que el desafío para la región es muy grande. Por un lado, lograr la inmunidad con los escasos recursos con los que siempre ha contado Latinoamérica, y a la vez, lograr recuperar la economía lo más rápido posible.

Acerca de Bakertilly
Bakertilly Argentina es una firma independiente de contadores y consultores de empresas en permanente crecimiento. La organización se dedica desde sus comienzos a brindar una amplia gama de servicios para empresas nacionales e internacionales y se destaca por ofrecer, además del tradicional servicio de auditoria, prestaciones relativas a su gran experiencia en las áreas de impuestos, outsourcing, consultoría y reorganización y management de empresas.