El foco debe estar puesto en crear un entorno de transacciones seguras y robustas, tanto de cara al comercio como al consumidor.

El uso de dinero en efectivo va en camino al desuso, considerando las tendencias a nivel global. Las tarjetas de crédito y débito son mecanismos en alza, a cuya instrumentación se ha sumado la implementación de nuevas tecnologías, pagos por código QR o mediante aplicativos de mensajería instantánea entre otros, todos orientados a minimizar fricciones y extender las fronteras de lo online a la vida cotidiana. El “boom del ecommerce” impactó también al sector financiero que se vio forzado a adaptarse a las nuevas necesidades de cada mercado, según los hábitos de consumo.

“El ecosistema de pagos digitales invita a la colaboración y se espera que a través del trabajo en conjunto de todos aquellos que hacen parte de la cadena crear un entorno de transacciones seguras y robustas, tanto de cara al comercio como al consumidor”, afirma Valeria Rodriguez Directora de Lyra para Argentina.

Nuevas tecnologías como el protocolo 3DSecure, ofrecen una capa de seguridad adicional para transacciones de tarjetas de crédito y débito en línea. Este sistema de seguridad posibilita la realización de compras seguras en Internet y autentifica al comprador como legítimo titular de la tarjeta que está utilizando.

La autenticación en transacciones de pago no presenciales es un proceso en el cual el comercio comparte en línea con el emisor de la tarjeta, información del entorno digital de la compra. Este proceso, que se lleva a cabo antes del pedido de autorización, da soporte al emisor para definir si las características de la transacción coinciden con el comportamiento histórico del titular de la tarjeta en el canal digital: ¿está utilizando un dispositivo con el que ya compró alguna vez? ¿Cambió la dirección de entrega? ¿Desde qué IP se conectó? “Los emisores utilizan los datos compartidos por el comercio para crear un perfil digital del tarjetahabiente, que les permitirá saber con certeza si quien está solicitando pagar con una tarjeta es su verdadero dueño y de esta manera decidir si aceptar o negar la autenticación”, comentó Agustin Beccar Varela, Gerente General Mastercard Cono Sur.

La tecnología 3D Secure ha evolucionado en los últimos años y actualmente la industria tiene a disposición el protocolo 2.0 creado por EMV co., que fue especialmente diseñado para soportar cualquier tipo de dispositivo y autenticar sin fricción en base a riesgo (porque cuenta con mayor cantidad de información), biometría o contraseñas dinámicas. Mastercard, a través de su programa Identity Check, está impulsando fuertemente la adopción de este nuevo protocolo en el mercado argentino. “El desafío no es sencillo, se requiere el trabajo y la colaboración de todos los participantes del ecosistema de pagos: comercios, agregadores, gateways, ACS, adquirentes y emisores. Nuestro objetivo es implementar EMV 3DS durante 2021, por lo que estamos trabajando fuertemente en comunicar y explicar cuál es su propuesta de valor: mejora la experiencia del usuario al poder autenticar sin fricción en base a la nueva información compartida por los comercios, protege y asegura los pagos de manera de disminuir la incidencia del fraude, mejora la tasa de aprobación de autorizaciones previamente autenticadas, es compatible con cualquier dispositivo, y por último utiliza contraseñas dinámicas y datos biométricos en caso de requerir verificación adicional del tarjetahabiente”, finalizó Varela.

En los últimos años el crecimiento del comercio online y sobre todo impulsado por la última pandemia ha incrementado el uso de pagos digitales. Pero a muchos consumidores les provoca temor desconocer el nivel de seguridad de los mismos, por eso es importante trabajar en herramientas que aporten seguridad y protección contra el fraude. American Express ofrece SafeKey 2.0, una solución de seguridad que aprovecha el estándar mundial de la industria, EMV 3-d Secure, para detectar y reducir el fraude en línea, lo que proporciona una capa adicional de seguridad cuando los consumidores compran a través de navegadores web o en una aplicación. “Esta solución permite a los comercios y emisores de tarjetas aumentar la inteligencia, lo que ayuda a reducir el fraude y permite que los clientes se sientan aún más seguros. Algunas de sus características son: 1) Soporta transacciones en cualquier navegador o aplicaciones de dispositivos móviles. 2) La habilidad de integrarse a la aplicación nativa de los comercios en su proceso de check out. 3) Tokenización o encriptación de transacciones. 4) Registra tarjetas a un wallet con un proceso de autenticación sin compra mínima. 5) La habilidad para iniciar autenticaciones para transacciones de débitos automáticos, por teléfono y/o e-commerce”, detalló Paula Ramos Mejía Gerente Comercial de Global Merchant Sevices de Amex.

Acercarnos a los más altos estándares globales para el desarrollo orgánico y sustentable se debe promover a nivel país. Por eso, desde la mesa de Prevención de Fraude y Buenas Prácticas de la Cámara Argentina de Fintech, coordinada por Leonardo Hermida, CEO de Pagos360, y Valeria Rodríguez, Directora de Lyra, ésta entre otras iniciativas son parte de las acciones impulsadas y promovidas a diario.

Acerca de Lyra
Lyra nace en 2001 en Toulouse, Francia y desarrolló una amplia experiencia en tecnologías orientadas al mercado financiero. En 2017 Lyra Group desembarca en Argentina con su procesador Gateway: PayZen; la pasarela tecnológica elegida por los principales bancos del mundo, llega para brindar la posibilidad de acceder con una única integración a una conexión directa con múltiples adquirentes, basada en tecnología segura, con infraestructura redundante y a precios de mercado.
Para más información visite: www.lyra.com