Punhal, la banda brasileña de hardcore antifascista acaba de lanzar su primer álbum de larga duración, titulado “Entropia” del sello latinoamericano Electric Funeral Records.

Luego de una larga espera provocada por la pandemia que asola al mundo, y especialmente a nuestro país, Punhal logró finalizar el proceso del disco que fue grabado, mezclado y masterizado en HCS Estúdio, producido por Marco Anvito y Punhal.

La versión lanzada en plataformas digitales tiene 16 canciones, cuatro de ellas han sido lanzadas como singles y en un EP. La versión física traerá un bonus track, sobre todo tiempo para dialogar más con el momento actual que vivimos en nuestra historia.

Las composiciones tratan aspectos de la vida cotidiana no solo de los brasileños, sino de la mayoría absoluta de las personas que viven en países que adoptan el sistema capitalista y, en particular, las prácticas neoliberales en sus políticas públicas. El álbum tiene un fuerte contenido político, ya que aborda los males de nuestra sociedad, desde diferentes perspectivas y temas. Hay una serie de temas totalmente relevantes y actuales que se discuten en las pistas: problemas que enfrentan los trabajadores, prejuicios de clase, la miseria que genera el sistema capitalista, la parcialidad de la justicia neoliberal, entre otros. Pero también hay llamados a luchar por un mundo más justo e igualitario.

La portada, realizada por Wendell Lavor y Ana Cláudia “Cacá” de la Agencia Le Panda, muestra el concepto creado por el baterista Roberto Leonan: una fuerte explosión ligada a raíces plantadas en el suelo. ¿Qué significa tal ilustración? Cada individuo traerá sus propias interpretaciones, especialmente después de escuchar el álbum y absorber la letra. Esperamos, ahora, cerrar el lanzamiento con una etiqueta que esté dispuesta a mostrar nuestro mensaje de protesta y nuestra lucha por una realidad en la que todos seamos tratados con dignidad y respeto.

Dagger nació con la intención de oponerse al neofascismo y al capitalismo neoliberal que han transformado las relaciones humanas en sociedades de consumo basadas en el miedo y la depresión. Fue por el descontento con tal sistema que Sandro (Voz), Thiago (Guitarra), Amaury (Bajo) y Roberto (Batería) se juntaron, en 2018, para hacer un sonido rápido, agresivo y sobre todo político, para liberar sus corazones y cerebros del peso de existir.