«Rockear como si fuera la última vez» es la premisa de la banda chilena Los Voltz que, tras el lanzamiento de cuatro singles, libera su álbum debut para mostrar de qué están hechos: potencia, liberación y entretención a la vena, devolviendo al rock al pedestal que se merece.

En un contexto de industria musical donde las bandas de rock parecieran desaparecer, el cuarteto chileno Los Voltz hace historia: estrenan su primer disco y con él traen de vuelta las raíces del rock con un estridente sonido, rebeldía, inconformismo y algo de ironía.

Tormenta Eléctrica viene a confirmar y liberar una tendencia que teníamos un poco atrapada de hace tiempo, hacer un Rock and Roll puro, sin maquillajes ni a medias tintas. «Son doce las canciones que van a la vena”, comenta la banda.

Muestra de ello fueron los cuatro singles que preceden al disco, con los cuales Los Voltz han logrado instalarse en el inconsciente colectivo, sumar buenas críticas en medios especializados de música, entrar en la parrilla programáticas de importantes emisoras FM chilenas como Radio Futuro y Sonar FM, y lograr reconocimiento internacional junto al videoclip de El Botón en el festival Five Continents International Film Festival, además de conseguir gran recepción dentro de su audiencia, tanto en Spotify como en YouTube.

Con un estilo claro, plasmado en todo el álbum, Tormenta Eléctrica es un disco que rompe el clima de inactividad, para comenzar a rockear sin detenerse. «El Botón», es el punto de arranque que deja en evidencia el espíritu del cuarteto, integrado por Seba Radic en voz, Matías Radic en guitarra y voz, Tommy Blanco en bajo y Cris Vives en batería, en sus claves de rock setentero y desenfreno moral, al más puro estilo de Thin Lizzy y ZZ Top y los llamados a la rebeldía y a desatar una nueva ‘revolución’ (‘Murió John Lennon y la libertad, de mandar todo a la mierda’).

Luego le siguen canciones como “Vienes y te Vas” que juegan con el R&B y Rock, otras como “Misión Imposible” que tienen tintes de Soul tipo James Brown. Así, Tormenta Eléctrica va avanzando entre los riffs y matices de blues-rock, añadiendo una carga de sarcasmo a los relatos de atrevimiento y coqueteo en la voz de Sebastián.

Siempre hemos creído que la esencia del rock es la libertad y ojalá que, quien escuche este trabajo, le genere eso de querer mandar al carajo todo lo que le esclaviza; la música es un propulsor, pero también las letras, comentan Los Voltz.

Es que la lírica del disco cruza temas diversos, desde relaciones tóxicas, drogas, historias de ficción y carretes bizarros. Desde allí la banda busca traspasar la sensación de libertad y el gusto por un rock crudo. Algo que se evidencia en su propuesta en vivo para “contagiar de una energía brutal a la gente e impregnar un poco de locura en el día a día. La motivación siempre es una nomás, vivimos pa’ este arte, vivimos pa’l rock y pa’ desordenar el status quo”, agregan.

El álbum fue compuesto por Los Voltz, producido por Matías Radic, siendo mezclado y masterizado por Oscar Rai Lamas.

Ponle play a Tormenta Eléctrica y disfruta la explosión de liberación y el potente sonido de uno de los destacados nuevos exponentes del rock chileno: Los Voltz.