La Marcha del Orgullo LGBTI en Lima volverá a celebrarse de manera presencial. El sábado 26 de junio, a partir de las 3:00 p.m., diversos colectivos saldrán a las calles a demandar respeto a sus derechos, ya que en el contexto de pandemia por el Covid-19 se han sentido vulnerados y discriminados.

En su regreso a las calles, la Marcha del Orgullo LGBTI tiene como lema “Nuestro Orgullo no está en cuarentena” y le exige al actual Congreso la aprobación del Proyecto de ley de Identidad de Género, que está en debate de la Comisión de Constitución y Reglamento, planteada desde el 2016, que permitiría que las personas trans cambien sus prenombres, sexo e imagen del DNI.

Los organizadores del evento han considerado estrictas medidas de bioseguridad y distanciamiento para quienes participen, es así que han socializado flyers y llamados con mensajes relacionados a la protección contra el Covid-19.

“El estado en su conjunto ha demostrado una falta de atención hacia la población LGBTIQ, ha habido afectaciones particulares a la población trans en cuanto a discriminación y el abuso de autoridad de la policía en el marco de las políticas de “pico y género” implementadas por el Gobierno de Vizcarra, lo que conllevó a manifestaciones de indignación por la evidente exclusión y violencia que estaban pasando esta población a merced del criterio policial, señaló Jhonfel Quispe, coordinador del Colectivo Orgullo Diverso.Por su parte, el regidor metropolitano de Lima, Manuel Siccha, consideré que “la actual pandemia del COVID-19 evidenció las notables consecuencias sobre la vida de las personas LGBTI, especialmente el de las personas trans, que aun cuando el Plan Nacional de Derechos Humanos la consideran población de especial protección, denunciaron una serie de vulneraciones a sus derechos agravados con el ‘pico y género’ en el 2020 y las condiciones de confinamiento; teniendo como respuesta de parte del estado acciones puntuales pero no suficientes ni sostenibles de apoyo”.

Celebrarán en otras regiones
Así como en Lima, diversas organizaciones y personajes públicos participarán en marchas presenciales que se desarrollarán en Huancayo, Pucallpa, Loreto, Arequipa, Piura, entre otras regiones del país.