María Codino presenta su EP debut titulado Ese Fragmento Velado, cinco canciones impregnadas de una sensibilidad única.

Después de tres sencillos que fueron dejándose ver a lo largo del año, la artista porteña revela al completo una colección de temas de pop de diseño en la que predominan la exploración sonora, la búsqueda intimista y una marcada nostalgia posmoderna.

Una cámara que observa, una foto velada, un rostro de colores alterados. En su retrato introspectivo María se pregunta qué es lo que mostramos y lo que no dejamos ver (“Las Flores Violentas”); captura imágenes permanentes (“Loop en Mi”); cuestiona identidades en un mundo cada vez más virtual (“¿Quién Sos?”) y lucha contra la facilidad de la desaparición (“No te Olvides de Mí”). Un recorrido que culmina cantando sobre una vuelta a casa para ordenar “esos desastres de los que escapé” en la última canción del EP, “Y Ese Fragmento Velado o Fuera de Foco (siempre soy yo)”, que le da nombre a la obra, como cierre, de una manera abreviada y sugerente.

Sobre María Codino
María Codino cuenta un largo recorrido en la escena musical independiente. Inició su primer proyecto musical a los 18 años con la banda Apolo Rixi, de corte post-rock, con la cual dio sus primeros pasos en la escena porteña.

En 2016 y luego de transitar diversos proyectos en conjunto, dio un golpe sobre la mesa virando hacia el indie con De Incendios, banda que lideró por cuatro años y donde se puede intuir una estética más marcada y personal de su universo sonoro.

La banda sacó su primer disco ‘Es un Alivio’ en 2017 y en 2019 refrescó el repertorio con tres singles. Los temas los llevaron a tocar en Club Cultural Matienzo, Niceto Club, La Confitería y otros puntos clave de la escena porteña. El sonido del grupo cautivó durante ese tiempo a través de canciones cercanas a la par que bailables y una fuerte presencia en los shows en vivo.

A finales de 2019, con un repertorio mucho más íntimo y la voluntad de continuar la búsqueda sobre la instrumentación, María grabó Ese Fragmento Velado a finales de 2019 entre su home studio y Estudio Pirámide de Estanislao López, quien fue técnico de grabación y mezcla. La producción estuvo a cargo de María Codino, con la colaboración de López. El EP se distribuye a través de Indie Folks Records.

Como Diseñadora de Imagen y Sonido, María configura un diseño estético para cada canción, a la vez que se encuentra inmersa en una continua exploración de sonidos. Todo ello acompañado de letras sensibles y fuertemente reflexivas.

ESE FRAGMENTO VELADO, CANCIÓN POR CANCIÓN
1.LAS FLORES VIOLENTAS

«Las Flores Violentas», donde se conjugan guitarras acústicas y una sutil percusión electrónica, se disfraza de tema de fogón para desvelar las inquietudes de una juventud a la que cada vez le cuesta más comunicarse. “Si no me decís que me extrañás, ¿cómo lo voy a saber?” rezan los primeros acordes, recordándonos cuán difícil es a veces decirnos las cosas más sencillas.
Los errores y las consecuencias que devienen de nuestra incapacidad para relacionarnos con sinceridad van copando las estrofas, que también dibujan una tendencia en ascenso a la hora de manejar nuestros sentimientos: la búsqueda de comprar y consumir para tapar lo que nos duele. Mirá el videoclip acá.

2.LOOP EN MI
“Loop en Mi” narra la situación de tener la imagen de alguien en la cabeza de manera mecánica, repetitiva, involuntaria. Como es habitual en los temas de Codino, el concepto está plasmado no sólo en las letras sino también en lo sonoro. Por ello el loop se aprecia estéticamente en algunos arreglos de percusión electrónica, que dan una idea de máquina tildada, que funciona con dificultad. Lo mismo ocurre con los acompañamientos de guitarra, cuyo fuzz presenta una textura metálica de ruido que nos traslada a los sonidos que emite una máquina, parecidos a un eterno loop que se repite en una cabeza disfuncional.

3.NO TE OLVIDES DE MÍ
“No te Olvides de Mi” es el tema más nostálgico del EP, y nos lleva a conectar con un nivel de intimidad que todavía no conocíamos. Cargado de recursos sensoriales como una tormenta de fondo y un audio de Whatsapp que busca definirse y desdibujarse a la vez, la canción nos invita a sentirnos parte de ella. Volcada hacia la súplica pasiva, la canción es casi como un susurro que pide memoria en el cotidiano de los días. Mirá el videoclip acá.

4.¿QUIÉN SOS?
Si el juego de las realidades virtuales es como una partida de ajedrez, donde un paso en falso puede derrumbar un camino sólido, “¿Quién Sos?” no es sino una oda a las identidades líquidas propias del universo digital. La posmodernidad vuelve a palpitar en este tema de arreglos metálicos y melodías definidas. Una voz que nos pregunta “para vos, ¿quién sos?” no puede sino interpelarnos y dejarnos acorralados en los márgenes de los velos que creamos en las redes sociales; la historia que elegimos contar, la inmediatez que exigen las plataformas y las distintas maneras de mostrarse como objeto de consumo.

5.Y ESE FRAGMENTO VELADO O FUERA DE FOCO (SIEMPRE SOY YO)
El EP concluye con una canción que da espacio para volver al orden y regresar a la calma. Una canción minimalista donde se reitera el sonido de fuzz de la guitarra de María, ya familiar en otros temas, a modo de despedida de alguien que tras perderse entre sus pensamientos al fin logra llegar a casa y ponerse manos a la obra. Después de un largo recorrido, la artista vislumbra algunas conclusiones. En los últimos versos, “de pronto vi la realidad, la paranoia en mí es normal”, María demuestra que ella también es partícipe del conflicto y se reconoce como tal.