El proyecto más personal de Jon Oyster sigue dando que hablar gracias a la publicación reciente de su primer EP Respiración.

Hemos tenido la suerte de haber visto nacer a Basilea en un contexto francamente difícil, con el sector musical contra las cuerdas y sin una previsión real de poder girar en salas.

Jon apostó con todas las consecuencias por enseñar nuevas canciones al mundo, porque la música debe continuar, y hoy No Sé Bailar es la protagonista.

El artista catalán resume No Sé Bailar con estas palabras:
Primero calma, después fuego. De 0 a 100 en menos de dos minutos. Así es el despertar de la conciencia de alguien que lleva años tratando de adaptarse a algo que nunca irá consigo mismo.
Muéstrales la realidad que no ven. Cuélate en el baile y hazlo mal, muy mal
.

Basilea | No Sé Bailar
Para discutir con quien ni siquiera sabe escuchar
La noche repite armonía pero aprende invisibilidad
Solo algunos estraños que deambulan perdidos lo entienden
Se darán cuenta de la trampa, y lo verán.

Trasnochados, apretados en contra de su voluntad
Bebiendo algo barato para soportar
y cuando ya todo te da igual
las luces ciegan al topo más feroz.

El reloj deja paso a un nuevo día
Sediento y pidiendo clemencia
Me pregunto por qué accedo a seguir los pasos
que hay que dar en la vida, si no sé b
ailar.

Respiración se grabó entre el Dept 17 Studio y Groove Factory Studio. Jon contó con grandes profesionales como Victor García en la producción y Alex Carretero en la co-producción y mezcla. Además, fue clave la colaboración concreta de Tony Mateos (Groove Factory Studio) y Juanjo Muñoz (Catmastering).