Paul Alone está de vuelta con otra de esas canciones que dejan mella y nos traslada a aquellos rincones que nos llenan el alma de paz, amor y nostalgia.

“No valgo pa’ ciudad” nos lleva al mismo Cádiz, ciudad que le ha inspirado para componerla, pero también a cualquier otro rincón alejado de la gran ciudad, de las prisas, de los coches y del ruido. Una canción homenaje a todas aquellas pequeñas ciudades y pueblos que enamoran el alma y otra declaración de intenciones de la forma de pensar y ver el mundo del artista.

Para Paul no existen las fronteras y por ello no pone límites a sus impulsos. Ha vivido en muchos rincones del país, y tal como él mismo expresa: “Es muy importante guardarnos en la memoria cada lugar que nos ha inspirado y nos ha hecho soñar. He dado muchas vueltas, y en un momento de mi vida acabé en un pequeño pueblo que me marcó para siempre. Al regresar a la gran ciudad me atasqué, y sentí toda esa añoranza hacia los pequeños lugares que te hacen sentir y vivirlo todo de manera distinta”.

Precisamente la canción habla de esas sensaciones de echar de menos cosas tan sencillas como escuchar cada mañana el sonido de las olas del mar o el cantar de los pájaros, y de lo difícil que es poder soñar y ver las estrellas en una gran ciudad.

Paul es un enamorado de la vida que nos atrapa con su voz, su pasión y sus historias, tan reales y sinceras como él mismo, y “No valgo pa` ciudad” es otra clara muestra de ello. La vida misma contada con esa elegancia y esa naturalidad tan característica del navarro, una delicia para los sentidos con la que nos tocará nuevamente el alma.