Con las palabras de Fidel Castro exclamando «Médicos y no bombas», manipuladas por las bandejas de Dj Perro, comienza la nueva canción del «rapero del pueblo» Daniel Devita junto al legendario cantautor Piero De Benedictis. Un contraste sonoro y también visual entre el proyecto médico cubano y la industria armamentística de los Estados Unidos.

La canción es publicada en medio de una las más grandes campañas mundiales de la Brigada Médica Cubana Henry Reeve, su postulación al premio Nobel de la paz y el feroz ataque de la prensa corporativa a su labor.

La producción musical a cargo de Renzo Pelozo se complementa con las guitarras de Gustavo Arroyo, el despliegue audiovisual del mismo y la colaboración del productor venezolano Ricardo Villarroel.

El lanzamiento es respaldado por la Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad, el Espacio de Fraternidad Argentino Cubana y la red de medios Viralizando la Verdad.