Música para resbalar sobre la gravedad del mundo, antídoto del aislamiento, porque la música no entiende de normas ni de barreras, porque es el revulsivo más poderoso. Mezcla de estilos, una herencia que se sigue repitiendo. Del viejo blues al trap, del hip-hop al boogaloo, mixtura de idiomas y de influencias.

Desde sus casas, no importa dónde, Pixel de Stael y Shanghai Restoration Project logran tocar juntos sin conocerse. Desde Barcelona o desde el sur de Francia hasta Brooklyn, Nueva York, las odiseas de unos y otros confluyen en una jam electrónica única, su proyecto común surca el espacio como esos satélites que buscan vida inteligente con discos de canciones cantadas en lenguas diferentes.

En la presión del encierro, inmersos en especulaciones constantes sobre causas y efectos, Pixel de Stael y Shanghai Restoration Project se encuentran y hallan en Internet, arma de doble filo, un lugar para el ensayo colaborativo y la experimentación. Intercambiando archivos crece su música como una tormenta de ritmos y estilos. La puerta cede de golpe para dejar pasar el aire que ventila hasta el último rincón. Como un potente antivirus contra la tristeza y la depresión.

“Surf en Estado de Alarma” es una co-creación cibernética construida intercambiando archivos a través de internet.

El resultado del experimento es una hilarante y refrescante bossa nova electrónica hecha por capas, sumando voces y lenguas distintas, inspirada por el absurdo pandémico, los veranos de la mascarilla y los paisajes del distanciamiento social.

Como un fuerte soplido de aire fresco. Fuente de sentido en una realidad cada vez más confusa y extranjera. No hay barreras para el intercambio de ideas y el lenguaje musical es único para combatir la soledad y expandir mensajes. El viento fluye embravecido y propone, capa a capa, música cómo una suma de voces e historias. Y las distancias se acortan. La oscuridad de los últimos meses se desvanece con una simple melodía y despuntan paisajes que el sonido convierte en familiares.

Interpretado, compuesto y producido por Pixel de Stael y Shanghai Restoration Project, la imagen de la portada es obra de Xarlene, publicado por El Genio Equivocado y Undercover Culture Music, fotos promocionales tomadas por Xarlene.