El músico y cómico Pupi Castro presenta su single debut titulado Blanco, una “cumbia palermitana” super bailable y con una letra que nos invita a animarnos a seguir intentando en el amor.

Pero ¿cómo llegó a cosechar una fan base en redes sociales antes de publicar su primer canción?

Durante la cuarentena Pupi se puso a hacer humor desde sus propias experiencias en la red social Tik Tok. Hoy tiene más de 22.000 seguidores y más de medio millón de Me Gusta y esto no parece parar: el primer día de publicada su canción, y sin entrar en ninguna playlist, tuvo más de 1.000 escuchas. De esta manera, Pupi Castro se suma a la primer generación de artistas que utiliza la novedosa red social Tik Tok como plataforma de despegue.

“Yo hice standup hacía muchos años y Tiktok me sirvió para (sin querer) volver a eso, volver al comediante. Hacer reír, que me lleguen mensajes del tipo «me hacés cagar de risa», o ver como la gente usa tus audios, me hizo dar cuenta que un poquito, muy chiquito estaba aportando una sonrisa a alguien en un momento re de mierda para todos. Ver que crecía cada vez más me hizo sentir que estaba haciendo reir a algunes y eso estaba muy bien.”

Blanco cuenta con la producción del músico y youtuber El Deivid de la Pipol y fué producida a la distancia:

“Durante la cuarentena le escribí a Deivid y le dije que teníamos que empezar a trabajar en un disco y así transformé mi casa en un mini estudio de grabación con lo que tenía, usamos almohadones para acustizar la sala y trabajamos por Zoom, porque yo estoy en Capital y el en Cordoba, Hemos estado hasta las 3 de la mañana tirando notas”.

El resultado final de Blanco es una “cumbia palermitana”, como dice Pupi. De una letra simple, pero muy honesta y bailable.

“Blanco es esa hoja nueva que uno comienza a escribir, a dibujar o a pintar. Nació después de una ruptura amorosa, cuando pensé que estaba solo y comencé a notar que estaba rodeado de amigues, cuyo abrazo me curaba. Es un renacer y por mi forma de ser, quería hacerlo con alegría”.