El número de solteros en el mundo no ha hecho más que crecer en los últimos años. De hecho, este estado civil ha dejado de ser un estigma y son muchas las empresas que ya ofrecen servicios personalizados para este segmento de población.

Tal es así que existe incluso el Día del Soltero, una especie de Black Friday que el comparador de seguros Acierto.com ha querido aprovechar para resolver a una duda común: ¿qué es mejor, estar soltero o casado?, ¿y desde el punto de vista de la salud?

Los solteros viven entre 8 y 17 años menos que los casados
Así, las cifras a las que ha tenido acceso el comparador de seguros de salud indican que la esperanza de vida de los singles es menor. En concreto, viven entre 8 y 17 años menos que los casados. Además, las personas solteras tienen un 28% más de posibilidades de fallecer por una enfermedad cardíaca. Las casadas, en este caso, tienen un 50% menos de riesgo de sufrir algún tipo de enfermedad cognitiva, como la demencia o la amnesia. El problema se acentúa si la soltería es fruto de un divorcio, especialmente en los hombres.

Divorciarse también incrementa el riesgo de padecer obesidad, diabetes, episodios cardiovasculares y hasta un accidente cerebrovascular. Algo que afecta en mayor medida a los varones y que podría estar relacionado con los hábitos de vida de las personas sin pareja, cuyo consumo de alcohol y drogas suele ser superior.

Otro de los datos llamativos tiene que ver con el estrés: hasta 9 de cada 10 solteros lo sufre. La cifra podría estar estrechamente relacionada con la capacidad adquisitiva de este estado civil, cuyos miembros acaban el año con un patrimonio casi 8.000 euros inferior al de sus homólogos casados. También tienen mayor tendencia a tener depresión y el índice de suicidios entre ellos es superior.

Dados los riesgos, contratar un seguro de salud se postula como una opción interesante. Este tipo de pólizas les permitirán acudir a un amplio cuadro médico de profesionales de diferentes especialidades. Además, la mayoría de estas pólizas cubren las visitas al psicólogo y el psiquiatra (con los límites establecidos en el condicionado).

La parte positiva: los solteros hacen más deporte y son más felices
En contrapartida, la investigación revela que las personas solteras son, en general, más felices. Esto se debe, en parte, a la autosuficiencia que caracteriza a la soltería, que otorga más posibilidades de desarrollarse personalmente y reduce muchas emociones negativas propias de las parejas infelices.

Esta autosuficiencia implica que los solteros tienen más tiempo libre para invertir en sí mismos; tiempo que emplean –entre otras cosas– en hacer deporte. Esto les lleva a pesar, de media, 2,3 kilogramos menos que las personas que tienen pareja, lo que también repercute de forma beneficiosa en el autoestima de los solteros. Cosa que puede tener premio en el seguro de salud. Algunas entidades premian a sus clientes más activos y, de hecho, estar sanos nos ahorrará las preexistencias y nos facilitará el acceso a la póliza.

Estas personas establecen vínculos más fuertes con sus padres, amigos, vecinos o compañeros de trabajo. Es importante comentar, asimismo, que los matrimonios infelices son capaces de generar grandes dosis de estrés y malestar que, como no podía ser de otra manera, acaba repercutiendo en la salud de los afectados.