Un accidente automovilístico suele ser un hecho traumático, que complica las posibilidades de tener la claridad y la presencia anímica necesarias para saber qué hacer inmediatamente después. Si un accidente así produce lesiones de gravedad, probablemente la víctima pierda semanas de trabajo y deba afrontar costosas facturas médicas, por lo que es muy probable que tenga derecho a ser compensado por estos y por varios otros gastos.


Todas las acciones que tome después de un accidente automovilístico suelen marcar la diferencia entre un reclamo por accidente automovilístico exitoso y uno sin final feliz. Para prepararse de la mejor forma posible para ello, existe una serie de pasos básicos a seguir después de un accidente de este tipo.

Hay ciertas cosas que puede hacer para protegerse y resguardar sus intereses y los de sus seres queridos. Son múltiples las cosas a realizar después de un accidente automovilístico. El primer paso y más fundamental es detenerse; jamás debe alejarse de la escena de un accidente, ni siquiera en el caso de que sea un roce leve. Seguidamente, dentro de lo posible y con el fin de evitar otros accidentes, el auto debe quedar bien estacionado, con las balizas o luces intermitentes encendidas.

El tercer paso a realizar después de un accidente automovilístico es comunicarse con la Policía. Sin importar si existen o no heridos de gravedad, esta nunca es una mala idea; uno nunca sabe cuándo necesitará un informe policial completo para presentarlo en el reclamo ante una compañía de seguros, o peor aún, ante un tribunal en el caso de que los hechos finalicen en un juicio.

Cuando lleguen los oficiales al lugar, debe explicarles exactamente cómo sucedió el hecho, con todos los detalles que pueda. En el caso de desconocer algunas partes de lo sucedido, también es vital contárselo al efectivo policial, sin especular, adivinar o distorsionar ninguna de las etapas del relato. Es sumamente importante explicar que se desconoce si posee alguna lesión en caso de no tener dolores; por lo general, el dolor y las lesiones de este tipo de accidentes se hacen evidentes horas más tarde. Y si alguien que viajaba con usted realiza una declaración, es muy importante asegurarse de que sus palabras también sean muy precisas.

Continuando con los pasos a seguir después de un accidente automovilístico, y en la medida que sea posible, es fundamental tomar fotografías completas de todo el hecho: lugar, vehículos, carteles, semáforos, señales de tránsito, etc. Si padeció alguna lesión visible, también es importante fotografiarla. Seguidamente, deberá intercambiar toda su información con la de la otra parte, principalmente el nombre del conductor, un número de teléfono y la información sobre su compañía y póliza de seguros. Otra información que puede resultar esencial son los datos de testigos, a quienes podría llegar a necesitar en un futuro si realiza un reclamo por accidente automovilístico.

Una vez que se retire del lugar, lo ideal sería dirigirse a su compañía de seguros, en caso de no requerir asistencia médica inmediata. Por lo general se requieren informes inmediatos y colaboración total; además, debe informarse completamente sobre la cobertura que posee en cuanto a daños y lesiones. El siguiente paso es dirigirse a un centro médico para realizarse un chequeo completo. No espere a tener dolores ni marcas visibles. Algunas lesiones pueden ser temporales, dejar pasar tiempo sería totalmente contraproducente. Y en caso de poseer alguna lesión, debe tratarse de inmediato.

Finalmente, es importante mantener un archivo con todos los documentos e información obtenidos relacionados al accidente. Con todos estos datos podrá proteger al máximo sus derechos. Todos los pasos detallados son importantes, pero probablemente el más trascendental sea consultar a un abogado experto en accidentes automovilísticos. Este puede proteger sus derechos y asegurarse de que no se destruyan pruebas valiosas. Estos profesionales lo asesoran sobre cómo asegurarse de recibir una compensación completa hasta cómo asegurarse de recibir el mejor tratamiento médico disponible.