“El Árbol Y El Bosque” el cuarto trabajo de Rozalén. Un álbum cargado de simbolismo y con el que la artista nos vuelve a mostrar su visión del mundo, pero en esta ocasión desde un punto de vista mucho más introspectivo. Un disco que invita a la reflexión, a través de once temas que van desvelando el universo emocional de la cantautora.

El Árbol y el Bosque es un álbum repleto de color, que nos lleva por diferentes estados emocionales, mostrándonos un viaje al interior de una artista, capaz de hacernos reflexionar sobre temas de carácter social o de índole más personal.

En esta ocasión, Rozalén vuelve a contar con su productor Ismael Guijarro, mostrándonos un disco de estilos muy variados, que cabalgan entre el pop, el son cubano, la ranchera, hasta llegar al funk.
El arte lo ha llevado a cabo la artista plástica Rocío Montoya, desgranando la esencia de cada canción en cuidadas ilustraciones.

Este nuevo lanzamiento se publicará tanto en CD como en vinilo, y además se lanzó una Edición Especial Limitada en preventa, firmada por la propia Rozalén que cuenta con un cuaderno de campo ilustrado y con reflexiones de la compositora, donde cada oyente podrá completar con anotaciones propias surgidas de este maravilloso periplo musical.

“Porque mimarse a uno mismo no es dejar de lado a los otros, sino todo lo contrario” reflexiona la cantante albaceteña, que tras escarbar en sus raíces en “Cuando el río suena… “ (2017) cree que es el momento de explorarse sin interferencias. Esa es la idea central de un álbum que encuentra otra de sus razones de ser en la naturaleza, fuente fundamental de inspiración, plasmada sin necesidad de metáforas en ese árbol y ese bosque que le brindan el título. Un título inspirado por unas palabras que escuchó del maestro Luis Eduardo Aute.

El nuevo álbum de Rozalén es el cuarto de su carrera, tras debutar en 2013 con “Con derecho a…”, lanzar en 2015 “Quién me ha visto…” y confirmar todas las expectativas de su deslumbrante trayectoria en “Cuando el río suena…”, que fue número 1 en ventas y le reportó dos nominaciones a los Latin Grammy.