Razteria, la artista internacional afincada en la bahía de San Francisco, estrenó un nuevo álbúm el pasado 28/10. El disco, el octavo de su carrera, tiene por título «Space to Play» y ya se puede encontrar en las principales plataformas de streaming. En las canciones en español, aparece la colaboración poética del peruano radicado en la Argentina, Zezé Fassmor. Quien, actualmente, es una persona ciega.

Renée Asteria, que es como se llama esta artista , y cuyas canciones son una combinación de world music, el pop y el electro dance, también ha sido la productora e ingeniera de sonido de este trabajo.

Sobre «Space to Play»:
«Se trata de nuestro potencial oculto «, dice la artista. «Espero que estas canciones te inspiren a sentir el poder de la vulnerabilidad que conlleva hacer tiempo para ser creativo … Para disfrutar el asombro cuando el resultado inevitable de este proceso va más allá de lo que podrías haber imaginado».

En Space to play, Razteria invoca al apasionante vocal de Sade, al estado de ánimo de Billie Eilish, a los ritmos de baile de Shakira y al arte de St. Vincent.

La trilingüe Razteria, es una verdadera artista internacional, que vive cerca de Ginebra cuando no se encuentra en la Bahía de San Francisco. Se desliza fácilmente entre los ritmos caribeños y el electropop europeo, debido a las influencias musicales de sus raíces bolivianas / holandesas. Al igual que Ani DiFranco y Björk, Razteria también es compositora, productora e ingeniera, tanto para su propia música como para otros artistas.

La canción que le da título a su nuevo lanzamiento es una balada retro de los sesenta que anima a los oyentes a abrazar la vulnerabilidad necesaria en toda creatividad. «Space to Play» creció orgánicamente durante la cuarentena de Razteria, tiempo en que se enfocó en su musicalidad y en su proceso creativo. El álbum incluye, de este tema principal, una versión en español («Juega»), una versión acústica y otra en formato trío latino.

Razteria también se da un espacio para jugar con el mundo de la ceguera, de una forma luminosa, al colaborar con el blind performer peruano/argentino Zezé Fassmor. Cuya poesía aparece de dos formas, tanto escrita como vocal, en canciones como el funk latino «Corazón Cegado» y el reggae dance «No Veo Nada». Esta última tiene dos versiones, la cantada solo por la artista y la recitada por el poeta no vidente. En el clip de la segunda versión, no solo se puede escuchar los versos improvisados de Zezé, también se puede ver sus pasos de baile con el bastón. La intención de Renée Asteria AKA Renay, es que apoyen a Zezé en su camino a ciegas en el arte y el periodismo mediante una campaña de financiamiento colectivo que creó en GoFundMe para armarle un home studio.