ACMMA (Asociación Civil Managers Musicales Argentinos) surge hace 4 años como resultado de una serie de reuniones entre Managers Musicales con el objetivo de poner en valor la Industria de la Música y equipararla con otras industrias culturales en todo el país.

Durante el 2020 la principal fuente de ingresos que componen la Industria de la Música en Vivo en Argentina se ha visto completamente parada, y la reciente reactivación tiene muy poca sustentabilidad para sostener a todos los integrantes de su cadena de valor: los aforos son muy limitados (entre un 20% y un 50% de la capacidad habitual de los lugares) y con topes máximos de 500 personas en varias ciudades del país. Los costos aumentaron al ritmo de la inflación y el valor de las entradas no soporta más aumento. Queremos mantener a la música en vivo como una expresión popular e inclusiva.

La crisis para nuestro sector está resultando larguísima y cada principio de solución que aparece (ayuda estatal, streaming, show con capacidad reducida), es una utopía: a medida que damos un paso creyendo que estamos más cerca de salir a flote, el problema se aleja un paso y sigue existiendo tal cual emergió. Creemos que esto es profundamente desgastante para todxs.

Nos resulta muy importante reconocer que el Ministerio de Cultura de la Nación ha atendido nuestros pedidos generando algunas políticas públicas para ayudar a nuestro sector. Hoy nos sentimos con la necesidad urgente de mencionar que los créditos, becas y fondos, no fueron políticas suficientes para abarcar los problemas planteados por la pandemia, a la cual se suman graves problemas históricos que acarreamos desde los últimos años (grandes cargas impositivas, altos costos, crisis económica previa, falta de estímulos para la producción y el consumo).

Necesitamos nuevas políticas culturales de forma urgente para poder atravesar los tiempos que se vienen.

Nuestro mayor temor es que las restricciones que se avecinan con la llegada del frío terminen de destruir a muchos de los que formamos nuestra industria, que se caracteriza por conformarse de pequeñas unidades económicas (monotributistas, autónomos, pymes) que no tienen el respaldo financiero necesario para soportar tanto tiempo de paralización. Por esto necesitamos que LOS DISTINTOS ESTAMENTOS DEL ESTADO (NACIÓN, PROVINCIAS, MUNICIPIOS) DISEÑEN UN PLAN DE ACCIÓN QUE PERMITA A NUESTRO SECTOR SOBREVIVIR AHORA Y DESARROLLARSE LOS PRÓXIMOS AÑOS. LA MÚSICA EN VIVO ESTÁ EN EMERGENCIA. ¡SALVEMOS LA MÚSICA EN VIVO!.