Debido a su frescura, dulzor y bajo contenido alcohólico, las sidras se han vuelto una opción cada vez más frecuentes en bares y restaurantes. Nuevas propuestas, sabores y formatos hacen que su consumo sea mucho más habitual.

Por mucho tiempo, al menos en nuestro país, el consumo de sidras estuvo asociado a fechas festivas y a celebraciones marcadas principalmente por acontecimientos en el calendario. Pero podemos asegurar que esto ya es cosa del pasado.

El aumento en la preferencia de consumo se debe, en gran parte, a los esfuerzos de las compañías sidreras para innovar y acercar nuevas propuestas en productos y empaques, contribuyendo a crear nuevos espacios y momentos, ya sea para disfrutar solos, en pareja o con amigos. En casa o en un bar. En un cocktail o con hielo. La sidra es una bebida tan noble y versátil que se ajusta a cualquier ocasión, donde la excusa es solamente el disfrute.

Si de presentaciones se trata, también existe una gran evolución. Además del formato botella, aparece la sidra tirada, muy valorada por los consumidores en bares y restaurantes, y quienes tuvieron la oportunidad de viajar, aprecian que esa tendencia esté disponible en nuestro país, haciendo su consumo en entornos modernos y jóvenes.

¿CÓMO ES EL CONSUMO EN ARGENTINA?
A nivel mundial la sidra es la bebida con alcohol que más crece, y esa tendencia llega a nuestro país. Argentina se ubica entre los principales 10 países, con un consumo per cápita de 1, 9 al año, pero tiene gran potencial si vemos lo que pasa en Estados Unidos y Europa.

De todas maneras, si bien la categoría sigue teniendo un consumo bien marcado en temporada de fiestas y contexto de fin de año, según el último estudio realizado por la consultora GFK, durante la temporada de verano la sidra creció en preferencia frente a otras categorías alcohólicas como vinos, whiskies y espumantes, pero luego, dado el contexto social actual, se registró una retracción natural, volcándose únicamente al consumo en las casas y como reconfortamiento personal, ya que bares y restaurantes, como los lugares clásicos de encuentros, se vieron afectados frente al cierre de sus puertas, debido a las disposiciones de aislamiento social.

Lo seguro es que hablamos de una categoría que seguirá pisando cada vez más fuerte y traerá nuevas opciones para los paladares más sofisticados.

PARA CONSUMIDORES AUDACES Y AMANTES DEL BUEN VIVIR
Sidra 1888, marca referente de la categoría y líder del segmento premium, posicionó a la sidra como una bebida totalmente distinta en el mercado. La marca impuso una nueva forma de disfrutar la sidra: en vaso, con hielo, acompañada con frutas frescas como arándanos o rodajas de cítricos como pomelo, limón o naranja. Esta propuesta abrió las opciones de quienes quieren una bebida con alcohol dulce, natural, refrescante y fácil de tomar, elaborada a partir de una selección de manzanas del Alto Valle de Río Negro.

Además, es un producto que comienza a aparecer en las mejores barras de la ciudad, ya que los bartenders la eligen como una excelente opción para crear las mejores revisiones de tragos clásicos, como así también sorprendentes creaciones de autor.

Para fortalecer la categoría y poder llegar a nuevos consumidores, surgen nuevas innovaciones en productos como 1888 Rosé. Una propuesta que irrumpe en el mercado presentando una bebida de carácter floral, delicada y refrescante que combina el sabor de las manzanas, el aroma de las rosas y la frescura del Hibiscus o Rosa China, que aporta refrescancia y un característico tinte rosáceo. Ideal para disfrutarla como aperitivo en estas tardes de verano.

Propuestas como estas crean valor y jerarquizan la categoría, expandiendo las ocasiones de consumo y de disfrute, donde no solo evolucionaron los productos, sino también las presentaciones y empaques. En este sentido, se presentan en atractivos formatos de 750 cc y 500 cc, estos últimos resultando más prácticos, contribuyendo a un consumo personal, además de facilitar su transporte.

LAS SIDRAS ARTESANALES GANAN TERRENO ENTRE LOS MÁS JÓVENES
En línea con la nueva propuesta y amplitud de ocasiones de consumo, aparecen marcas jóvenes que traen con ellas propuestas novedosas, incluso elaboradas a partir de ingredientes inesperados, que buscan capturar el gusto de los consumidores que van de los 25 a 35 años, principalmente, dispuestos a sumergirse en propuestas diferentes, alejados de los preconceptos de una bebida atada a las celebraciones.

Sidras Pehuenia es una de las marcas más jóvenes del mercado que se presenta inquieta y desafiante, invitando a sus consumidores a experimentar una nueva forma de consumir sidra, elaborada a partir de ingredientes originales como: pepino y cardamomo: combinando notas herbales, dulces y picantes. Ginger: de notas cítricas y un leve tono verdoso. Sweet cinnamon: combinando el dulzor de las manzanas rojas y la canela. O su versión Dry cider, como los clásicos cortes europeos: de manzanas verdes equilibrada en acidez y dulzor. Sin embargo, para los menos arriesgados, también está disponible un sabor más clásico, la Sweet cider: una sidra agreste, con notas a manzana roja madura, tonos dorados y toques de vainilla.

Todas las variedades están disponibles en presentación de 500 cc y la recomendación es disfrutarlas bien frías en vaso de vidrio con mucho hielo. Además, todos los productos mencionados son aptos para celíacos ya que cuenta con la certificación sin T.A.C.C.

“Nuestra materia prima son las manzanas y hacen de la sidra un producto noble y natural que el consumidor está redescubriendo como una bebida para tomarla todo el año. La innovación enriquece nuestra propuesta de consumo, y estamos convencidos que esta categoría tiene mucho para ofrecer y seguir creciendo”, comentó Vanina de Martino, Gerente de Sidras, Vinos & Spirits en CCU Argentina.

Queda demostrado que dada la versatilidad del producto, es una bebida para disfrutar todo el año y es una excelente opción para acompañar un almuerzo o cena, ya que acompaña muy bien platos livianos elaborados con pollo, pescados, tablas de quesos y fiambres, incluso con pizzas y ensaladas.
Para conocer más acerca del mundo de las sidras, sugerimos visitar las cuentas oficiales de Instagram @Sidra1888 y @SidrasPehuenia.

Acerca de CCU Argentina
CCU Argentina (www.ccu.com.ar) es una de las compañías de bebidas más importantes del país, la segunda más grande del mercado cervecero argentino, líder en el mercado de sidras y un actor relevante en licores, destilados y vinos.
Su portfolio de marcas incluye las cervezas Schneider, Heineken, Miller, Imperial, Amstel, Sol, Warsteiner, Grolsch, Isenbeck, Iguana, Santa Fe, Salta, Córdoba, Norte Palermo, Bieckert, Kunstmann; las sidras Real, La Victoria, y Sáenz Briones 1888; los licores El Abuelo; los vinos La Celia, Colón, Graffigna, Santa Silvia, Eugenio Bustos y los piscos Mistral y Control C.
Inspirada por gratificar responsablemente a sus consumidores en todas las ocasiones de consumo, con marcas de alta calidad, CCU Argentina emplea aproximadamente a 1.800 personas sólo de manera directa; posee 5 plantas de elaboración; 3 centros de distribución propios y trabaja con una red de más de 170 distribuidores.