Tercer adelanto del segundo álbum solista de Tomás Justo, titulado “Ex”, que saldrá en los próximos meses.

Volver a nacer, a nivel rítmico, tímbrico e instrumental, es como un viaje que inicia en el rio de la plata, atraviesa Latinoamérica y cruza el atlántico para desembarcar en España. Sobre su base en clave de “reggaetón”, y su bajo profundo y bailarín, rasguean con sutileza las guitarras españolas, que predominan acompañando durante toda la canción y punteando en el momento del solo. En la intro, en el interludio y en el outro, la guitarra eléctrica dibuja una melodía que queda rebotando en la cabeza.

La voz de Tomás Justo, entre cantando y rapeando, nos relata una letra profunda. Una especie de revelación con aire de manifiesto, acorde a una época de profunda crisis social en el plano espiritual y, sobre todo, urbano. La voz de Julia Greco entra en la parte “C “, celestial y esperanzadora, con un lirismo encantador. Volver a nacer, así como lo hacen grandes clásicos de la música latinoamericana, logra conjugar la melancolía con la algarabía, la nostalgia, las ilusiones y las ganas de mover la cadera.

EL video, dirigido por Catalina Recalde, y con unos planos aéreos espectaculares, relata un viaje de Tomás Justo montado en su bicicleta de la ciudad al campo.

“Esta es una canción que grabé y mezclé en el departamento que habito junto a mi compañera, Julia Greco. En esta ocasión Julia, quien también cantó en “Mil palabras” (primer adelanto de su próximo álbum), participó con su hermosa voz y actúo en el video. Esta canción es el manifiesto de un sueño bucólico que tenemos con ella, lejos de la vorágine urbana y más cerca de la naturaleza y de la unión con la tierra y las personas. Es una canción de protesta que sintetiza, en la profunda fluidez poética y musical, las ganas de volver a nacer en un mundo nuevo reconstruyéndolo desde sus cimientos “.