«Frederick ‘Toots’ Hibbert sigue siendo una fuerza inspiradora para el cambio» (NME)

«‘Got To Be Tough’ es un recordatorio para mantenerse fuerte cuando los sistemas corruptos asoman sus cabezas” (Rolling Stone Magazine)

«Lleno de convicción y gloriosamente atenuado por los años” (MOJO)

El legendario artista jamaiquino Frederick «Toots» Hibberts lanzó su primer álbum de estudio en una década, “Got To Be Tough”, ya disponible a través de Trojan Jamaica / BMG. El álbum producido por el mismo Toots ha cosechado elogios generalizados de gente como Rolling Stone, Pitchfork, MOJO y UNCUT.

“Got To Be Tough” renueva la carrera de casi seis décadas del hombre que lanzó un nuevo sonido y género con su lanzamiento de 1968 “Do The Reggay”, un recordatorio de que a través de las venas creativas de Toots corren todas las raíces y brotes del blues, soul, R&B, funk, jazz, reggae y griots africanos: Toots los honra, los personifica y los posee.

Durante una época de malestar social y político mundial, el regreso y la voz de Toots no podrían ser más necesarios. Remontándose al comienzo del Ska, durante la era del movimiento de derechos civiles en Estados Unidos y la independencia de Jamaica en la década de 1960, ha cantado verdades icónicas como ‘Monkey Man’ y ’54-46 Was My Number’, una respuesta irónica pero no amarga a su injusto encarcelamiento por posesión de marihuana.

En la década de 1970, nos sorprendió con el panafricanismo dinámico de «Funky Kingston» y «Preassure Drop» redefiniendo el soul con el LP «Toots In Memphis» de los 80’s.

Desde su injusto encarcelamiento en 1966, que generó uno de sus mayores éxitos globales, ’54-46 Was My Number’, Toots ha ganado una visión de los sistemas corruptos que intentan dominar nuestros esfuerzos más valientes, y es en este nuevo álbum de resistencia que su enojo y sensibilidad ante la injusticia actual está más clara que nunca.

El músico, vocalista, compositor, productor e ícono ganador de múltiples premios GRAMMY® ha hecho que la espera valga la pena, mientras equilibra espléndidamente la alegría y la ira, el dolor y la curación.

Producido por el propio Toots, que también toca muchos de los instrumentos de este álbum, junto a Zak Starkey en la guitarra, la batería Sly Dunbar en batería, la percusión de Cyril Neville y una poderosa sección de trompeta arreglada por el propio Toots.