Con su imagen renovada, más contemporánea, urbana y trendy New Age -una marca global de Bodegas Bianchi- busca llegar a nuevos consumidores en el mundo.

Según datos del 2019 (Euromonitor International) se espera que el consumo de vino en Suiza permanezca estable en términos de volumen pero es probable que los consumidores continúen buscando reducir su ingesta de alcohol y calorías. Por lo tanto los vinos más livianos, con menos alcohol, pueden ser los grandes ganadores de la temporada. New Age, la marca icónica de Bianchi, con sólo 8,9 % de graduación ofrece todas las ventajas de la lata frente al vidrio, entre ellas el hecho de que el reciclaje del aluminio es más fácil y su impacto en el medio ambiente es menor, un tópico que es tendencia en el mundo de los millenials.

“Estamos en una nueva etapa para la marca con la que buscamos abrirnos más al mundo y renovar el vínculo con los consumidores, invitándolos a que descubran un vino dulce diferente, rico, fácil de tomar, con infinitas posibilidades y con la calidad que caracteriza a los productos de Bodegas Bianchi”– afirma Sebastián Neira, Brand Manager de New Age.

En nuestro país, el vino en lata está en crecimiento y el principal motor de este fenómeno tiene que ver con los hábitos de consumo de las nuevas generaciones. La lata es más liviana, resiste mejor los golpes y es fácil de transportar lo que asegura un consumo más espontáneo.

Sobre New Age
Desde su lanzamiento, en 1995, New Age revolucionó el mercado local de vinos, creando una nueva categoría: la de los Vinos Dulces finamente gasificados. Se convirtió así en un hito en Argentina para luego conquistar el mercado de USA, donde es hoy el vino blanco argentino más consumido en USA (Fuente AC. Nielsen). New Age tiene además presencia en 15 países, pero es en USA donde- desde hace más de 5 años- es furor en las barras y afters de la mano del “Tincho Drink”. Se trata de un cocktail con New Age con hielo y lima, bautizado así en homenaje al enólogo y nieto del fundador de la bodega, Valentín “Tincho” Bianchi.