El nuevo bar de vinos invita a disfrutar “sin etiquetas” con 20 variedades de vino tirado en canillas directo desde el barril. Para acompañar ofrecen una excéntrica propuesta de tapeo, comandada por @nerococina

Llegó a Palermo una propuesta novedosa y disruptiva que pone al vino en un lugar vinculado exclusivamente con el disfrute: Winehaus. En una gran esquina de Palermo –en Cabrera y Godoy Cruz– ofrecen vinos seleccionados “sin etiquetas”, tirados directamente del barril y servidos por copa. La idea es que enófilos y principiantes se acerquen a la barra, prueben distintos estilos, descubran nuevas sensaciones y se dejen llevar. Se trata de una experiencia relajada y divertida, al mejor estilo bar, que se complementa con una propuesta de tapeo de alto vuelo con recetas de autor creadas por el team Nero Cocina.

Winehaus abrió en octubre del 2021 y se inspira en conceptos que hoy son tendencia en el mundo. Por un lado, el hecho de “descontracturar” el consumo del vino y acercarlo de manera más amigable a los consumidores. Por otro, la búsqueda de la sustentabilidad y el cuidado del medio ambiente mediante la reducción de la utilización de botellas, la reducción de deshechos utilizando al máximo la materia prima, clasificación de residuos, reciclado y más.

La estética del local refleja mucho su espíritu con una ambientación sobria pero moderna y elegante, con guiños del street-art y estilo industrial. Una fachada completamente verde con un cartel luminoso y mesitas al aire libre tientan a ingresar, mientras que su decoración en tonos de cemento y borgoña, amplios ventanales, luces tenues, muebles de diseño, stencils y rebosantes plantas invitan a quedarse. El protagonismo se lo lleva la barra: imponente y estratégicamente iluminada, con banquetas altas para acomodarse y ver en primer plano a las estrellas del lugar.

El plan es elegir a la carta –sin mención de marcas ni bodegas, pero con descripciones claras de cada cepa – o acercarse a las canillas a degustar, cual bar cervecero, y luego recibir la copa con una etiqueta especial que lleva el nombre de la variedad elegida (un recurso pensado para recordar los vinos probados, también válido para evitar confusiones en la mesa). Hasta el momento, Winehaus cuenta con 20 canillas de vinos tirados que rotan continuamente, sorprendiendo con nuevas opciones en cada visita. Siempre hay varietales y blends blancos, rosados, tintos y de vez en cuando naranjos, elegidos por su calidad y modernidad: vinos con carácter e intensidad, pero muy frescos y fáciles de tomar, aptos para todo público. En su mayoría se trata de grandes exponentes salteños –varios de ellos reconocidos por críticos internacionales– pero también se sumarán etiquetas invitadas de otras regiones del país. Se puede elegir entre el típico torrontés, rosados, pinot noir, el icónico malbec, un aromático cabernet franc, un tannat que sorprende, blends tintos y muchas más opciones que van variando. Ideal para el after office o home-office porteño, hasta las 20:30 hs funciona el Happy Hour con un 2×1 en copas.

Y aunque todo gira alrededor del vino, también hay lugar para gin artesanal tirado, cerveza industrial tirada y refrescantes cócteles a base de vino blanco, rosado y tinto, como el Malbec Joulep con jugo natural de lima, almíbar y hojas de menta fresca.

La carta gastronómica merece un párrafo aparte ya que, si bien fue pensada para acompañar la oferta de vinos, tiene identidad propia. Es creación de Nero (@nerococina), un proyecto culinario ambulante conformado por los talentosos cocineros Ramiro Keklikan y Joaquín Lege. Juntos, elaboran una cocina de vanguardia que combina técnicas ancestrales, procesos que se acercan a lo científico y tecnologías de última generación con el fin de potenciar los sabores de productos argentinos cuidadosamente seleccionados. Vegetales de estación y fermentos caseros, salsas artesanales, productos deshidratados y cocciones combinadas al vapor y horno se lucen en tapas de autor que remiten a la cocina callejera y al comfort-food en igual medida. Al basarse en las mejores materias primas de la temporada disponibles en el mercado, la propuesta se renueva periódicamente.

Algunas de las preparaciones sugeridas para poner en el centro de la mesa y compartir entre copas son las croquetas de osobuco braseado al torrontés salteño y queso sardo, acompañadas de mayonesa de miso; las papas gramajo al modo Nero (papas bastón en triple cocción con huevo cocido a baja temperatura, dressing de arvejas y polvo de jamón deshidratado); las mollejitas crocantes con puré de estación, pickles del día y cracker de limón; el queso Halloumi con costra dorada, salsa de morrones asados, pickles y garrapiñada de castaña de cajú; los buñuelos de estación con miso y queso provolone, servido con alioli artesanal de ajos asados y lima; una versión del katsu sando, de lomo jugoso rebozado en panko entre panes de leche con huevo de campo y mayonesa de miso; y unos imperdibles “panchitos” con salchicha casera de pollo de campo y curry verde, cebollas, frutilla, miso y mayonesa de cilantro hecha en la casa. También hay anchoas de Mar del Plata, repollitos de bruselas, empanaditas y más. El postre es único, sencillo y memorable: un “shimmy” artesanal de dulce de leche con crema batida de habatonka que trae recuerdos de infancia.

Próximamente, el local sumará un deck sobre la vereda, tinto de verano, vermú tirado y una original propuesta de brunch.

Winehaus es una coordenada que revaloriza el disfrute del vino, de la gastronomía y de los momentos compartidos, sin complicaciones.

Winehaus
Dirección: Cabrera 5300 (esquina Godoy Cruz), Palermo, CABA
Reservas online: https://winehaus.meitre.com
Capacidad total: 85 comensales
Horarios: Martes a jueves de 18 a 00 hs. Viernes, sábado y domingo de 13 hs al cierre.
Instagram: www.instagram.com/winehaus.ar