Canciones tan cordilleranas y chilenas, como urbanas y universales, permiten que la poesía de El Mulu se deje ver con misterio y patente claridad al mismo tiempo. Fusionando su identidad acústica y la compañía imprescindible de su guitarra con una riqueza de paisajes sonoros, asoma en la novísima generación de músicos chilenos con canciones de grueso calibre.

Producida por Manú Jalil y El Mulu, «Volcán» representa el desahogo frente a la pérdida y la nostalgia de los recuerdos, transitando diversos paisajes sonoros, desde la intimidad hasta la catarsis, en , manteniendo la esencia de la guitarra acústica como base y motor de la canción, reinterpretando los lenguajes del folk, la música altiplánica y alternativa.

En paralelo a su carrera solista, se desempeñó como productor, guitarrista, corista y arreglista musical para importantes proyectos de la escena nacional como Mon Laferte (con quien produjo Biutiful, canción galardonada en los Latin Grammys 2020 como Mejor Canción Rock), Vicente Cifuentes, Consuelo Schuster, Saiko, Denisse Malebrán, Charly Benavente, entre otros/as.

En noviembre del año 2019 formó parte del colectivo de músicos chilenos El Largo Tour, donde coincidió con Manú Jalil, quien invitó a El Mulu a CDMX, para comenzar a desarrollar su primer material discográfico, siendo el mismo Manú quien se desempeñó como productor musical de este.

En octubre del 2020 hizo su estreno oficial en las plataformas. La festividad, la nostalgia y el hambre de cambiar el presente derivaron en el single debut «Marta», en colaboración con el reconocido cantautor chileno Manuel García. «Marta» une a dos generaciones de músicos, quienes unen fuerzas para cantar sobre un sentir que trasciende y que no ha dejado de ser latente. En su letra replican por el equilibrio de la balanza humanitaria, utilizar el arte como medio de rebelión y retratar nuestra historia.