El cantante, guitarrista y compositor de Buenos Aires combina neo-soul con hip-hop y canción de autor en su nuevo sencillo.

Lo sutil suena como si Nas, John Mayer, Childish Gambino y Marilina Bertoldi se encontraran en San Telmo. ¿Te da curiosidad saber qué saldría de eso?

También plantea una renovación en la carrera de Lucas Martinelli. Si bien su anterior material (El disco Las Guerras Perdidas (2017), y el EP Sourdeaux (2019) exploraban la canción de autor y el indie con influencias lofi y folk, Lo sutil gira hacia sabores más urbanos y frescos. Se mantienen los elementos idiosincráticos del artista, como su voz particular, su distintivo estilo en la guitarra y sus modismos líricos instrínsecamente porteños, pero esta vez llegan sobre un beat pegadizo y profundo, y la guitarra con prominentes influencias de blues y neo-soul provee el trasfondo para una letra sugerente, un estribillo contagioso y un flow inesperadamente complejo, rico en recursos líricos y expresividad.

Nacido y criado en un barrio del conurbano profundo de Buenos Aires, Martinelli alterna desde la adolescencia su amor por la música con las actividades de buscavida necesarias para sobrevivir. La falta de medios nunca fue excusa para frenar, y consecuentemente adquirió a fuerza de ímpetu y voluntad la habilidad y las credenciales para componer, producir, interpretar múltiples instrumentos, escribir, cantar, y grabar sus propias canciones.
Lo sutil es un fiel testimonio de ello, habiendo sido producido, junto con su videoclip, en plena cuarentena global y de forma independiente y colaborativa. Cuenta, además, con Paulina Chiarantano en la mezcla y Juan Armani a cargo del mastering.

Establecido hace ya unos años en CABA, Lucas Martinelli participa activamente del circuito de artistas de la ciudad, tocando periódicamente en los mejores escenarios y ciclos emergentes, donde hace frecuente ostentación de sus habilidades multiinstrumentistas en sets solo con múltiples instrumentos y loops en vivo. O al menos lo hacía, antes de la pandemia. Actualmente permanece recluído en un edificio bajo de San Telmo, donde ya prepara el single sucesor de Lo sutil.